Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bélgica mantiene su nivel de alerta en 3 pero el Parlamento eleva su seguridad a máximo riesgo

El Parlamento federal belga ha decidido elevar su seguridad a niveles de máxima alerta, pese a que las autoridades competentes mantienen una escala por debajo (3 de 4) el nivel de riesgo de amenaza terrorista en todo Bélgica, una semana después de los atentados de Bruselas.
El órgano que analiza la amenaza (OCAM, por sus siglas en francés) "confirma y recuerda" que el nivel de riesgo "está fijado en 3, lo que significa que la amenaza es grave y verosímil", ha informado el Centro de Crisis belga.
Desde los atentados del martes 22 de marzo y durante dos días la alerta en todo el país se estableció en el máximo posible, pero el jueves se rebajó a 3.
Este organismo independientes es el único competente para revisar el nivel de alerta y es sobre su análisis sobre el que se apoya el Gobierno para diseñar las medidas de seguridad reforzadas que acompañan cada nivel.
El Parlamento federal, por tanto, no tiene capacidad para aumentar el nivel en sus instalaciones, pero sí para reforzar las medidas de seguridad que aplica en la Cámara de diputados y en el Senado.
Según recogen los medios belgas, el presidente de la Cámara de diputados, Siegfried Bracke, y la presidenta del Senado, Christine Defraigne, decidieron en la noche del domingo adoptar medidas de seguridad equivalentes a un riesgo máximo de alerta, lo que pasa, por ejemplo, por que los agentes de seguridad lleven chalecos antibalas y que se refuerce el control de los accesos a las instalaciones.