Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bélgica no descarta cortes de suministro eléctrico este invierno por el cierre de tres reactores nucleares

Bélgica podría sufrir cortes en el suministro eléctrico este invierno debido al cierre prolongado de los reactores nucleares de Doel 3 y Tihange 2 y la detención de un tercer reactor, el de Doel 4, por un presunto caso de sabotaje. El 55% de la electricidad en Bélgica proviene de la energía nuclear.
Los ministerios competentes del Ejecutivo y los gobernadores de las distintas provincias del país tienen previsto reunirse el próximo 3 de septiembre para discutir el riesgo de apagón y un plan de respuesta urgente, ha informado el gobernador de la provincia de Flandes occidental, Carl Decaluwé.
"Hemos recibido la confirmación de las autoridades federales de un riesgo de escasez de electricidad durante el invierno", han explicado fuentes del gabinete del gobernador de la provincia de Lieja, Michel Foret.
Las provincias esperan conocer la situación real y los detalles de las regiones que se quedarían sin electricidad durante un periodo en caso de falta de suministro suficiente.
No se descartan opciones como obtener el aprovisionamiento desde el extranjero y recurrir a las reservas estratégicas, recuperar el funcionamiento de turbinas de gas y vapor, interrumpir el suministro a clientes y apagar el alumbrado de las autovías y, en último recurso, recurrir a un plan de cortes de suministro en ciertos territorios.
Los municipios se dividirán en seis grupos y todos sufrirían cortes de suministro en momentos diferentes, posiblemente por un periodo de entre dos y cuatro horas.