Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belice y Guatemala inician conversaciones junto a la OEA por las tensiones del río Sarstún

Las delegaciones de Guatemala y Belice se han reunido este martes con el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA en su sede en Washington para comenzar a negociar un "procedimiento de cooperación" relacionado con los incidentes ocurridos el pasado abril en la zona del río Sarstún, situado en la frontera entre ambos países.
La reunión, cuyo principal objetivo es acabar con las tensiones existentes entre Belice y Guatemala por el supuesto asesinato a manos de militares beliceños de un niño guatemalteco de 13 años, ha contado con la presencia del secretario general de la OEA, Luis Almagro, el jefe mayor del ejército de Guatemala y el comandante en jefe de las Fuerzas de la Defensa de Belice, junto con los embajadores de ambos países.
Guatemala acusó en abril a militares beliceños de haber atacado a una familia en la región fronteriza de Petén, a orillas del río Sarstún. Durante el supuesto ataque, murió un menor de 13 años y su padre y su hermano, de 11 años, resultaron heridos. Belice, por su parte, desmintió esa versión y aseguró que fueron sus militares los que fueron atacados. En respuesta, el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, mandó a unos 3.000 soldados como "medida de protección" de la orilla del río Sarstún.
EL CONTENCIOSO
Guatemala y Belice mantienen desde hace más de 150 años un diferendo territorial como consecuencia del cual la frontera entre ambos no ha quedado delimitada.
Guatemala, que reconoció la independencia de Belice en 1991, reclama a este país 12.272 kilómetros cuadrados, lo que equivale al 50 por ciento del territorio de la antigua colonia británica, incluidos varias islas y cayos. En concreto, Guatemala reclama desde el río Sarstún, en el sur, hasta el río Sibún, en el norte.