Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El vicepresidente Biden celebrará en Bagdad el Día de la Independencia con los soldados de EE.UU.

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, durante una visita a Bagdad en enero del pasado año. EFEtelecinco.es
El vicepresidente de EEUU, Joe Biden, llegó hoy a Irak en una visita sorpresa para celebrar el Día de la Independencia con los soldados estadounidenses allí desplazados.
Según informó la Casa Blanca, Biden, que viaja acompañado de su esposa, Jill, prevé reunirse con líderes iraquíes para "reafirmar el compromiso a largo plazo de EEUU con Irak y discutir los acontecimientos recientes" en la evolución del conflicto.
Biden se reunirá con el presidente iraquí, Jalal Talabani, el primer ministro Nuri al-Maliki, el líder de Iraqiyya, Ayad Allawi, y otros líderes políticos, según la nota.
También se reunirá con el representante especial para Irak de la ONU, Ad Melkert.
Además, Biden participará en una ceremonia en la que soldados extranjeros alistados en las Fuerzas Armadas de EEUU recibirán la ciudadanía estadounidense, como parte de las ceremonias programadas esta semana con motivo del 4 de julio, fecha que conmemora el Día de la Independencia de este país.
El vicepresidente también participará en otro acto con motivo del 4 de julio, organizado por la embajada de EEUU en Bagdad para funcionarios iraquíes.
La esposa de Biden, que viaja a Irak por primera vez, participará en varios actos patrióticos de EEUU y se reunirá con soldados de la Guardia Nacional que preparan su retorno a Estados Unidos para discutir asuntos relacionados con la reinserción.
Durante su visita, Jill Biden también se reunirá con el personal civil de la embajada estadounidense y participará en un acto con mujeres iraquíes que enseñan inglés en el área de Bagdad, concluyó la Casa Blanca.