Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Biden inaugura su cuenta en Instagram con un 'selfie' con Obama

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, se ha unido a Instagram y ha inaugurado su cuenta en esta red social de fotografías con un 'selfie' en el que aparece con su "amigo" el presidente, Barack Obama.
"He encontrado un amigo para unirse a mi primer 'selfie' en Instagram. Gracias por seguirme y permaneced atentos", ha escrito junto a la fotografía, en la que aparece junto a Obama en un primer plano en el que ambos están muy sonrientes.
Biden, de 71 años de edad, creó su cuenta de Instagram el pasado miércoles y en apenas 24 horas ha batido récord al sumar más de 63.000 seguidores que han comentado sus cuatro publicaciones, no exentas de polémica.
Además de su 'selfie' con Obama, Biden ha publicado una fotografía en la que aparece trabajando en su despacho, pero en primer plano salen unas gafas modelo aviador de la marca estadounidense Ray-Ban, que han suscitado las críticas de parte de la prensa estadounidense al considerar que se trata de una forma de publicidad.
Las otras dos publicaciones son dos instantáneas de su reciente viaje a Pennsylvania. Una de ellas muestra su llegada a este estado, con las gafas de aviador puestas, y la otra está tomada durante uno de sus discursos.
Biden se ha sumado así a la moda 'selfie', como se conoce a las fotografías realizadas por los propios protagonistas de la imagen, generalmente tomadas con sus teléfonos móviles con el objetivo de difundirlas por las redes sociales.
Aunque Obama ya ha protagonizado varios 'selfies', sin duda, el que más expectación generó fue el que realizó durante el funeral del ex presidente sudafricano Nelson Mandela junto al primer ministro británico, David Cameron, y a la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt.