Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Biden critica la negativa de Abbas a condenar los ataques a israelíes

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, ha criticado este miércoles la negativa del presidente palestino, Mahmud Abbas, a condenar los ataques contra ciudadanos israelíes, que en las últimas horas se han cobrado la vida de un norteamericano.
Abbas se ha reunido con Biden y le ha trasladado sus condolencias por la muerte de un nacional estadounidense en un ataque perpetrado el martes en Jaffa, pero no ha condenado el hecho en sí mismo, subrayando que las fuerzas hebreas "han matado a 200 palestinos en los últimos cinco meses".
Amin Maqboul, un alto cargo de Fatá, el partido político de Abbas, ha explicado que el presidente se ha negado a condenar los ataques contra israelíes porque el Gobierno de Benjamin Netanyahu no ha reprochado "los deliberados ataques a palestinos".
Desde octubre alrededor de 180 palestinos han fallecido, la mayoría tras intentar atropellar o apuñalar a israelíes, y 30 israelíes han fallecido por la violencia desatada entre ambas comunidades por las restricciones de acceso a la Explanada de las Mezquitas.
"La continuidad de los asentamientos y de la ocupación son las razones que están detrás de la violencia y del derramamiento de sangre", ha dicho Abbas en un comunicado, al tiempo que ha ratificado el compromiso palestino para "combatir el terrorismo en todas sus formas".
Biden ha lamentado en una rueda de prensa junto a Netanyahu la tibieza de Abbas. "Dejadme decir en términos unívocos: Estados Unidos condena estos hechos y condena el fracaso a la hora de condenar estos hechos", ha dicho, de acuerdo con el 'Jerusalem Post'.
Desde Washington, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, ha admitido que el Gobierno de Barack Obama esperaba que Abbas condenara "cualquier acto de terrorismo" contra civiles inocentes, incluido el ciudadano estadounidense.
La visita de Biden a Israel y los territorios palestinos ha quedado marcada por el ataque en Jaffa, que se produjo solo una hora después de que aterrizara en el Aeropuerto Internacional Ben Gurion, muy cerca de donde estaba su familia, según ha contado.