Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bielorrusia y Kazajistán colaborarán para impedir la entrada de alimentos de la UE en Rusia

El Servicio Federal de Aduanas ruso (FCS) ha anunciado un acuerdo con las autoridades de Bielorrusia y Kazajistán para impedir la entrada de alimentos procedentes de la UE en Rusia decretada por Moscú en represalia por las sanciones impuestas por Estados Unidos y sus aliados en el contexto de la crisis ucraniana.
La colaboración de Bielorrusia y Kazajistán era necesaria para la aplicación real del embargo impuesto el 7 de agosto por Moscú a los alimentos procedentes de la UE, Australia, Canadá, Noruega y Estados Unidos, ya que estas dos antiguas repúblicas soviéticas integran junto a Rusia la Unión Aduanera Euroasiática, una zona de libre comercio formada en 2010.
"Estamos aplicando el plan de 2014. Ni las exportaciones ni las importaciones causan preocupación, aunque es necesario un gran esfuerzo", ha señalado el máximo responsable del FCS, Andrei Belianinov, según recoge la agencia de noticias rusa Itar-Tass.
Según los cálculos del FCS correspondientes a 2013, los países embargados exportaron ese año bienes alimentarios por valor de 9.100 millones de dólares (casi 6.800 millones de euros) y la región más afectada sería la UE, que exportó por valor de 6.500 millones de dólares (más de 4.800 millones de euros).