Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Birmania pide a EEUU que no utilice el término 'rohingya' para referirse a dicha minoría étnica

El Gobierno de Birmania ha pedido a Estados Unidos que no utilice el término 'rohingya' para referirse a dicha minoría étnica, argumentando que "no ayuda", según ha informado la emisora estadounidense Voice of America.
"Seríamos felices si la Embajada (estadounidense) deja de utilizar este término", ha dicho el secretario permanente del Ministerio de Asuntos Exteriores, Aung Lin, quien ha agregado que no se trata de una petición formal.
El embajador estadounidense en el país asiático, Scot Marciel, afirmó a finales de abril que no dejaría de utilizar el término, recalcando que es una práctica habitual "reconocer que las comunidades pueden decidir cómo ser llamadas".
"Normalmente, cuando eso pasa les llamamos de la manera en que quieren ser llamados. No se trata de una decisión política, se trata de una práctica normal", manifestó.
Los rohingya son una comunidad apátrida en Birmania y miles de ellos han huido del país para evitar la persecución y la pobreza, en muchas ocasiones en barco, con destino a otros países del sureste asiático.
Los rohingya han sido continuamente difamados en el país, donde son considerados oficialmente como inmigrantes ilegales procedentes de Bangladesh, incluso por varios miembros del partido de la Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyu.
Birmania siempre ha negado la discriminación contra los más de un millón de personas pertenecientes a la etnia, la mayoría de los cuales vive en condiciones similares a un régimen de Apartheid.
Suu Kyu ha abordado muy cautamente el asunto de los rohingya, lo que ha levantado las críticas de varios grupos extranjeros por la defensa de los Derechos Humanos, a pesar de su estatus como icono de esa lucha.