Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Biya anuncia una reorganización del Ejército para hacer frente a la amenaza que supone Boko Haram

El presidente de Camerún, Paul Biya, ha prometido este domingo reorganizar el dispositivo militar desplegado en la zona norte del país para hacer frente a la amenaza que suponen los milicianos de la secta islamista Boko Haram.
"Boko Haram no conseguirá entrar en Camerún. Continuamos luchando y vamos a vencer", ha dicho Biya, según ha informado la emisora Radio France Internationale.
El mandatario cesó el martes a dos altos cargos militares desplegados en el norte del país después de los últimos ataques ejecutados en la zona por Boko Haram, que se saldaron con la muerte de siete personas y el secuestro de la esposa del viceprimer ministro, Amadou Alí, si bien fue liberada horas después.
Los afectados por la decisión de Biya son el coronel Youssa Gedeon, comandante de la Legión de la Gendarmería en el norte, y el teniente coronel Justin Ngonga, comandante del 34º batallón motorizado de infantería en la región.
Milicianos de Boko Haram secuestraron el 27 de julio a la esposa de Alí y mataron a tres personas en un ataque contra la localidad de Kolofata en la que participaron al menos 200 hombres armados.
Los milicianos atacaron la casa del viceprimer ministro y también la residencia del lamido (un líder religioso) de Kolofata, Seiny Boukar Lamine. Entre los secuestrados se encontraban también varios gendarmes, el alcalde de Kolofata, su esposa y sus dos hijos.
Los gobiernos de Nigeria, Níger, Chad y Camerún se comprometieron la semana pasada a movilizar una fuerza militar conjunta para hacer frente a la amenaza que suponen para la región las operaciones de Boko Haram. En base al acuerdo, cada país integrará 700 militares en la fuerza conjunta.
Los cuatro países, que comparten fronteras con el lago Chad, uno de los bastiones de Boko Haram, ya comparten información de Inteligencia y coordinan su seguridad fronteriza en la zona.
Boko Haram, que intenta instaurar un Estado islámico en el norte de Nigeria, ha matado a miles de personas desde 2009, centenares de ellas en los últimos meses. El nombre del grupo islamista significa la educación occidental es pecaminosa en idioma hausa.
El pasado mes de abril, el grupo provocó la indignación de la comunidad internacional cuando secuestró a más de 200 niñas de una escuela de Chibok, en el estado de Borno. De las 276 niñas que fueron secuestradas, unas 57 lograron escapar momentos después del secuestro, mientras que alrededor de una decena lo ha hecho con posterioridad.