Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las regiones de la Bolivia más rica rechazan la propuesta revocatoria de Evo Morales

Las cuatro regiones más ricas de Bolivia quieren autonomía. No les basta con eso y los líderes opositores de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija han rechazado además el referendo revocatorio, propuesto por el presidente boliviano, Evo Morales. Los gobernadores opositores, por el contrario, se han plantado ante el Gobierno y le han advertido que podían proponer el adelanto de las elecciones generales.
Después que el departamento de Tarija aprobara el pasado lunes su estatuto autonómico los prefectos de Santa Cruz, Rubén Costas; Beni, Ernesto Suárez; Pando, Leopoldo Fernández; Cochabamba, Manfred Reyes Villa, y el anfitrión, el tarijeño Mario Cossío se reunieron para coordinar su estrategia.
Los cuatro líderes independentistas reclamaron un encuentro con  Morales para lograr "una concertación que dé certidumbre al país". 
Los gobernadores quieren reunirse con Morales a primeros de julio, ha afirmado Reyes Villa, quien insistió en que si el diálogo no se concreta "el único camino que queda son las elecciones generales", si bien admitió que deberían convocarse también "a través de un acuerdo político".
Durante la cita, los dirigentes cívicos de esas regiones pidieron que se suspenda la consulta del próximo 10 de agosto, porque consideran que las reglas de la convocatoria "no son claras" y relegará el proceso autonómico que parece consolidado hasta ahora.
El referendo para ratificar o revocar al presidente, vicepresidente y prefectos fue propuesto por Morales en diciembre pasado, pero el proyecto quedó paralizado en el Senado, controlado por la oposición, que decidió aprobarlo de forma sorpresiva en el mes de mayo.
En esta consulta se preguntará a los bolivianos si están de acuerdo con la continuidad del proceso de cambio encabezado por Morales y su vicepresidente, Alvaro García Linera, así como con la permanencia de los gobernadores.
Para revocar los mandatos hace falta que el "no" supere tanto el porcentaje de apoyo obtenido en los comicios nacional y departamentales del 2005, en los que fueron elegidos, como el número absoluto de votos.ZA