Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bombardeo estadounidense en posiciones yihadistas en Irak

Barack Obama ha vuelto a involucrarse militarmente en Irak a pesar de haber prometido que no iba a enviar tropas. Aviones estadounidenses han bombardeado posiciones de los yihadistas del Estado Islámico. Tras el ataque, miles de ciudadanos han huido, especialmente por el norte de Irak.

Los cazas norteamericanos han partido desde el Golfo Pérsico para bombardear Irak destruyendo así varias posiciones del llamado Estado Islámico a petición del gobierno autónomo kurdo.

Obama se justifica: “No permitiré al Estado Islámico crear un califato desde Siria a Irak”. Además, ha advertido que si es necesario la operación continuará.

Además de los chiíes y de las minorías yazidí, los cristianos están en el objetivo de los integristas suníes. Tras huir, el grupo de desplazados han encontrado refugio en las iglesias de la capital del Kurdistán iraquí.