Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bono, Shakira y Springsteen calientan motores para la investidura de Obama

El presidente Barack Obama disfruta tras los cristales blindados y junto a su familia del concierto. Video: Atlastelecinco.es
El evento musical, que atrajo a personas de todas las razas y edades, ha sido bautizado con el nombre de "We Are One" (Somos Uno), en línea con el mensaje de unidad del presidente electo. Barack Obama ha presenciado el espectáculo junto a su familia y el vicepresidente Joe Biden.
La historia estadounidense ha estado presente en el concierto previo a la investidura de Obama, en el que Martin Luther King III rindió tributo a la figura de su padre, el líder de los derechos civiles asesinado hace 40 años.
A la fiesta se han unido estrellas y actores como Tom Hanks, quien en su discurso ha tenido palabras de recuerdo para Lincoln. Fue él quien abogó a favor de un Gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo, ha recordado el actor.
Los pasajes históricos leídos por Hanks y Foxx, Forest Whitaker, Denzel Washington y Jack Black se han intercalado con las distintas interpretaciones musicales. El encargado de dar el pistoletazo de salida fue Springsteen, con "The Rising", un tema que nació tras los atentados del 11 de septiembre del 2001 contra Washington y Nueva York, y que ha pasado a simbolizar el nacimiento de una nueva era en la política estadounidense.
Por el escenario han desfilado también Jon Bon Jovi, quien ha asegurado que "se avecina el cambio", y Sheryl Crow y will.i.am, que han interpretado el clásico "One Love".
Junto a ellos Mary J. Blige, John Legend, John Taylor, Stevie Wonder, Usher Raymond y la diva del soul Beyonce, que ha entondao la canción patriótica "America the Beautiful".
Los mejores momentos han llegado con la aparición del cantante de "country" Garth Brooks, que ha interpretado "Shout", y con el irlandés Bono que ha cantado uno de sus clásicos como "Pride (In the name of love)", y con el español Alejandro Sanz.
Y tras el cantante de U2 ha llegado la verdadera estrella de la noche, Barack Obama, quien después de presenciar gran parte del concierto tras unos cristales blindados, saltó al escenario para pronunciar un mensaje de unidad y esperanza.
"Podemos lograr cualquier cosa", declaró, entre las ovaciones de las asistentes.
El evento, que ha estado rodeado de fuertes medidas de seguridad y ha provocado el cierre de numerosas calles en el centro de la ciudad, ha contado también con la presencia de miembros del futuro Gobierno como Eric Holder, candidato a secretario de Justicia, y Timothy Geithner, el aspirante a liderar el Departamento del Tesoro.
 
EB