Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Borisov propone negociar una coalición "sin condiciones" y teme una repetición de los comicios

El líder del partido Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB), Boiko Borisov, ha propuesto la negociación de la formación de un futuro gobierno "sin condiciones" después de que las elecciones de este domingo dieran la victoria al GERB, pero sin mayoría absoluta.
De hecho, Borisov ha expresado su temor a que se tengan que repetir las elecciones, ya que los aproximadamente 90 (de 240) escaños que tendrá el GERB no son suficientes para formar gobierno.
"Estoy listo para gobernar el país porque somos los que estamos mejor preparados. Ruego a los dirigentes de los demás partidos que consideren estos resultados con calma antes de realizar declaraciones grandilocuentes", ha afrimado Borisov en declaraciones recogidas por el portal de noticias búlgaro Novonite.
Borisov se refería en particular al Bloque Reformista, cuarta fuerza política en los comicios con el 8,6 por ciento de los votos, sólo por detrás del GERB (33,9 por ciento), del Partido Socialista de Bulgaria (BSP, 16,1 por ciento) y del Movimiento por los Derechos y la Libertad (DPS, 14 por ciento), según una encuesta a pie de urna.
El líder del GERB ha descartado una coalición con el Bloque Reformista porque es un partido "demasiado pequeño" y porque "están poniendo como condición que yo no sea primer ministro". "¿Quién más podría ser primer ministro?. No me quieren a mí. ¿Qué puedo hacer?", se ha preguntado.
También ha descartado pactar con el BSP o el DPS, que obtiene mayoritariamente su apoyo de la minoría turca. Tampoco cree que pueda pactar con uno de los partidos nuevos, Bulgaria Sin Censura (5,6 por ciento).
Mientras, desde el Bloque Reformista, uno de sus dirigentes, Petar Moskov, ha abogado por pactar programas, no gobernantes. "Las nuevas políticas requieren nuevas caras. No apoyaremos ni al GERB ni a Boiko Borisov", ha afirmado Moskov en declaraciones a la cadena Nova TV.