Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Boston recuerda a las víctimas de los atentados con una ceremonia solemne

Boston ha recordado este martes con una ceremonia solemne a las tres víctimas mortales y los 264 heridos que dejaron las dos bombas colocadas por los hermanos Dzhokhar y Tamerlan Tsarnaev, de origen checheno, en la meta del maratón que se celebraba en esta ciudad estadounidense hace justo un año.
El acto ha tenido lugar en el punto donde se encontraba la meta de la carrera a la hora que estallaron las bombas y ha comenzado con un minuto de silencio, tras lo cual se ha cantado el himno nacional, han tañido las campañas y se ha procedido a izar una bandera de Estados Unidos.
En él han estado presentes, además de supervivientes y efectivos de los equipos de emergencia, numerosos bostonianos y el vicepresidente del país, Joe Biden. La ceremonia se ha visto marcada también por la lluvia.
Previamente, ha habido otro acto, al que han asistido 2.500 personas, en el Centro de Convenciones Hynes de Boston, situado a tan solo unos bloques de distancia de la línea de meta.
Durante este acto ha tomado la palabra el entonces alcalde de la ciudad, Thomas Menino, que abandonó el cargo a finales de 2013 tras seis mandatos y que cuando se produjeron los atentados estaba hospitalizado, lo que lo le impidió acudir al lugar de los hechos pese a que sus médicos se lo desaconsejaban. En su discurso, ha elogiado la fortaleza demostrada por los habitantes de Boston.
Precisamente el 'leitmotiv' que movió a la ciudad tras los atentados, "Boston strong" (Boston fuerte), ha sido uno de los más repetidos por los intervinientes entre ellos su actual alcalde, Martin J. Walsh, quien se ha centrado en particular en hablar de las víctimas, tanto los tres fallecidos como los heridos, muchos de los cuales quedaron mutilados.
Por su parte, Biden ha subrayado que los supervivientes se han convertido en una "fuente de inspiración", porque "os arrebataron mucho, pero vosotros nunca, nunca habéis cedido". "Os habéis convertido en la cara de la resolución de América para todo el mundo", ha resaltado.
Los terroristas que atentan en Estados Unidos y otras partes del mundo "intentan generar miedo para que abandonemos lo que más valoramos y lo que el mundo más valora de nosotros: una sociedad abierta, nuestro sistema de justicia, nuestra libertad de religión, nuestro acceso a oportunidades, el libre flujo de información e ideas".
Biden ha insistido en que tanto Boston como Estados Unidos son "fuertes" y ha asegurado sentirse "orgulloso de sentirse estadounidense porque nunca jamás hemos cedido al miedo". "América nunca jamás cederá", ha remachado.
ELOGIO DE OBAMA
El presidente estadounidense, Barack Obama, también ha querido rendir tributo a la respuesta de los bostonianos un año después de los atentados. "Hoy, reconocemos el increíble valor y liderazgo de tantos bostonianos tras una tragedia inenarrable", ha señalado en un comunicado.
"Un año después, también estamos asombrados de los hombres y mujeres que siguen inspirándonos, aprendiendo a ponerse en pie, a caminar, a bailar y a correr de nuevo", ha resaltado.
El acto en memoria de las víctimas se ha celebrado menos de una semana antes de que Boston acoja de nuevo el maratón, previsto para el próximo lunes, aunque en esta ocasión con medidas de seguridad incrementadas. Así, se han impuesto nuevas restricciones, incluida la prohibición de llevar mochilas, en el acceso al recorrido que realizarán 36.000 corredores y que se espera que sigan decenas de miles de espectadores.
"La semana que viene correremos de nuevo", ha subrayado hoy el director ejecutivo de la Asociación Atlética de Boston, Tom Grilk. "Pero en este día, en este lugar, en recuerdo y resolución, nos concentramos como ciudadanos de Boston", ha afirmado durante la ceremonia.