Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bozizé niega apoyar a los 'anti-balaka' y no descarta ser candidato en unas eventuales elecciones

El expresidente centroafricano François Bozizé, derrocado en un golpe de Estado el pasado marzo por la coalición rebelde predominantemente musulmana Séléka, ha negado este jueves apoyar a las milicias cristianas 'anti-balaka' y no ha descartado presentarse como candidato a unas eventuales elecciones una vez el actual mandatario del país, Michel Djotodia, abandone el poder.
En una entrevista concedida a la emisora francesa RFI, Bozizé no ha dudado en calificar de "año negro" el 2013 para República Centroafricana. "2013 ha sido el año en el que la democracia ha sido asesinada por Séléka y todos los que han apoyado a Séléka", ha denunciado, subrayando que "las consecuencias están ahí", en referencia a la actual ola de violencia.
"Ha sido Séléka quien ha llevado el desorden al país, la miseria y la muerte. El fenómeno 'anti-balaka' se ha manifestado tras los abusos de Séléka en el país", ha defendido, negando rotundamente que desde su exilio él haya "formado una rebelión llamada 'anti-balaka'".
Bozizé ha asegurado que tiene "la conciencia tranquila" respecto a las acusaciones de que él ha provisto de armas y machetes a los 'anti-balaka' y ha atribuido estas denuncias a las actuales autoridades del país, "un régimen que ha llegado al poder por la manipulación y la mentira".
Preguntado por los abusos que, al igual que los miembros de Séléka', habrían cometido las milicias 'anti-balaka' (anti-machete en la lengua local) según organizaciones humanitarias, el exmandatario se ha escudado en que no está sobre el terreno para poder opinar, si bien ha concedido que "si las han cometido, las condeno".
DIMISIÓN DE DJOTODIA
En cuanto a la salida que ve para el país ante la situación actual, Bozizé ha subrayado que la "única solución" que tiene Djotodia es "pronunciar su dimisión para que la situación pueda ser controlada de una vez por todas". Asimismo, es necesario "un retorno a la legalidad constitucional, tras haber controlado a Séléka".
En este sentido, no ha descartado presentarse como candidato de celebrarse unas elecciones y ha aclarado que no es necesario que él esté en el país para que esto ocurra. "Las elecciones pueden celebrarse mientras estoy allí, (también) pueden celebrarse mientras que no estoy allí", ha afirmado.
No obstante, ha incidido en que "la situación todavía no está clara". "Nada me impide ser o no candidato, pero hay que aclarar la situación de seguridad en el país", ha insistido.