Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brasil rechaza las preocupaciones sobre el zika de cara a los JJOO de Río de Janeiro

El ministro de Deportes de Brasil, Leonardo Picciani, ha asegurado este martes que Río de Janeiro está preparado para acoger los Juegos Olímpicos, rechazando las preocupaciones sobre el brote de zika en el país.
En este sentido, ha resaltado en declaraciones a la cadena de televisión británica BBC que "se han tomado todas las precauciones" para evitar la propagación del virus, agregando que todo el mundo que acuda "tendrá una gran experiencia".
Así, Picciani ha detallado que más de 2.000 trabajadores sanitarios realizan tareas para informar a la población de la ciudad sobre cómo combatir contra el mosquito que transmite el virus.
El ministro ha señalado además que "todos los mecanismos de prevención y protección están garantizados", al tiempo que ha destacado que ninguno de los cerca de 7.000 atletas que han participado en 43 pruebas deportivas entre julio de 2015 y abril de este año ha contraído la enfermedad.
"Diría a todos los atletas, a todos los visitantes que planean venir a Río, que no tienen que preocuparse. Río y Brasil están preparados para este momento", ha remachado Picciani.
El Comité de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el riesgo del zika se reunirá de manera ordinaria la próxima semana para revisar sus recomendaciones, incluidas las relativas a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, tal y como ha anunciado este martes un portavoz del organismo.
Por el momento, los expertos independientes que asesoran a la OMS han informado de que el riesgo de propagación mundial del virus transmitido por mosquitos "no es significativamente mayor" en los Juegos, que comienzan el 5 de agosto.
Los científicos, que se reunieron por última vez el 8 de marzo, "mirarán la evidencia en torno a los Juegos Olímpicos y lo más probable es revisar la guía de viajes", ha explicado el portavoz de la OMS Cristiano Lindmeier en una rueda de prensa. La fecha del encuentro será anunciada en breve.