Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Británicos de ascendencia irlandesa piden en masa el pasaporte irlandés en Londres

La Oficina Irlandés de Pasaportes de Londres ha recibido una oleada de peticiones de pasaporte por parte de ciudadanos de Reino Unido con ascendencia irlandesa y que buscan así seguir siendo ciudadanos de la UE.
Las personas que acuden a la sede de la Oficina en el barrio de Kensington y Chelsea tienen que esperar más de 45 minutos para que les atiendan y no quedan apenas formularios para solicitar el pasaporte irlandés, informa el diario irlandés 'The Irish Times' en su edición digital.
Se estima que unos seis millones de británicos podrían solicitar la ciudadanía irlandesa por su ascendencia, ya que si uno de los progenitores ha nacido en Irlanda o Irlanda del Norte, puede pedir esta condición de forma automática. Además, quien tenga un abuelo nacido en la isla --y en algunos casos un bisabuelo-- puede pedir la ciudadanía a través de un proceso aparte en el Registro para Nacidos en el Extranjero de la Embajada irlandesa.
A mediodía del viernes había unas 30 personas esperando cola para presentar sus solicitudes, pero el flujo es continuo para consultas o presentar estas solicitudes.
"Estoy avergonzado por el racismo del debate sobre inmigración. Los puntos de vista de los 'inglesitos' son muy distintos de los que hay en Londres. Reino Unido está ahora partido en dos países", ha afirmado uno de los solicitantes, Sean Garvey, cuyos dos progenitores son irlandeses.
Con la consecución del pasaporte irlandés pretenden conservar su derecho moverse libremente, vivir y trabajar en otros países de la UE. "No quiero perder mi libertad para vivir y trabajar en 28 países distintos y espero que mi abuela irlandesa me ayude", ha declarado otro solicitante, Jonathan Potts.
La dueña de una tienda, Caroline Palmer, está incluso planteándose el emigrar a Irlanda. "Es como despertar en un sueño horroroso de la derecha. Estoy alucinando con el resultado", ha señalado.
El Servicio Irlandés de Pasaportes cuenta con 200 trabajadores más desde hace unas semanas para poder así gestionar las peticiones de pasaportes tras el referéndum del 'Brexit'. Solo en los primeros cinco meses se ha incrementado un 25 por ciento el número de solicitudes con respecto a 2015.