Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas constata que Ankara no cumple los criterios para liberalizar los visados en calendario previsto

La Comisión Europea ha constatado este miércoles que Ankara sigue sin cumplir siete de los 72 criterios que marca la 'hoja de ruta' para poner fin a la exigencia de visado a sus nacionales que visitan la UE en estancias cortas (máximo de 90 días), pese a que ambas partes se habían comprometido a cumplir los pasos pendientes antes de que acabara el mes de junio.
"Turquía aún tiene que cumplir los criterios pendientes para que se pueda eliminar pronto la exigencia de visado a sus ciudadanos. Como siempre, estamos dispuestos a ayudarles", ha informado en una rueda de prensa el comisario de Interior e Inmigración, Dimitris Avramopoulos.
El pasado mes de mayo, Bruselas abogó por liberar la política de visados con Turquía este mes de junio, confiando en que para entonces Ankara hubiera cumplido con los criterios que quedaban pendientes, que son los mismos que no se dan por cerrados un mes después.
Los Estados miembros han dejado claro que no darán ningún paso hasta que Turquía cumpla plenamente con la 'hoja de ruta', mientras que el Parlamento, colegislador en este asunto, ha rechazado examinar siquiera el fin de los visados mientras no se den garantías legales de que las 72 condiciones se cumplen.
Desde Ankara también se ha asumido que el proceso llevará algo más de tiempo, con la vista puesta en octubre, pero el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha avisado de que si no hay avances se pondrá en peligro el acuerdo por el que ha reforzado el control de las fronteras para contener el paso de refugiados a la UE.
Así las cosas, Avramopoulos ha evitado referirse a un nuevo calendario y ha eludido responder a si considera realista que en octubre se pueda adoptar una decisión: "Espero que sea pronto, no puedo ser más preciso".
El comisario ha recalcado que existe una cooperación intensa entre Ankara y Bruselas, basada en la "buena fe" y que no se ha visto afectada, asegura, por la dimisión del hasta ahora el jefe de la delegación de la UE en el país, el diplomático alemán Hansjorg Haber.
Entre los criterios pendientes clave la exigencia de la UE de que sea modificada la ley antiterrorista turca, que teme que amenace la libertad de expresión, y que Erdogan rechaza de plano cambiar.
"Turquía se ha comprometido a cumplir con todos los criterios y esperamos que asuma sus compromisos", ha señalado Avramopoulos, quien ha pedido "actos" y ha insistido en que el fin de la exigencia de visados depende tanto de Ankara como del visto bueno de los Estados miembros y de la Eurocámara.