Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas pide a Ankara retomar las negociaciones de paz y proporcionalidad en sus operaciones contra el PKK

La Comisión Europea ha instado al Gobierno turco a retomar las negociaciones de paz con los kurdos tras admitir "preocupación" por la situación en el sureste del país y le ha pedido que sus operaciones militares contra la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) sean proporcionales y respeten la legalidad internacional en materia de Derechos Humanos.
"El proceso de paz sigue siendo la mejor oportunidad en una generación para resolver un conflicto que se ha cobrado demasiadas vidas", ha defendido el comisario de Ampliación, Johannes Hahn, durante un debate en el pleno de la Eurocámara sobre el deterioro de la situación en el sureste de Turquía por el repunte del conflicto entre Ankara y los kurdos.
Hahn ha recordado que "se ha hecho un progreso importante en los últimos dos años" en el proceso de paz kurdo. "Y esto no se debe tirar por la borda", ha reclamado.
Por ello, ha explicado que en la próxima reunión del Diálogo Político de Alto Nivel que mantendrá la UE con Turquía el 25 de enero el bloque europeo seguirá "instando a todas las partes a garantizar el Estado de Derecho en el país, a pedir un alto el fuego inmediato y a la vuelta al proceso de paz kurdo".
El comisario de Ampliación ha asegurado que aunque la UE "reconoce el derecho legítimo" de Turquía de "defenderse contra el PKK" ha insistido en que "las medidas que se toman contra el PKK deben ser proporcionales, dirigidas y no deben hacer peligrar el diálogo político democrático".
"La proporcionalidad y legalidad de tales operaciones deben garantizarse y deben cumplir con los estándares internacionales de Derechos Humanos", ha incidido, recalcando que las medidas actualmente impulsadas por los servicios de seguridad turcos en el sureste, incluido el recurso a los toques de queda prolongados, han llevado a la interrupción de servicios "esenciales" como los servicios médicos y las líneas de comunicación.
"El PKK debe cesar sus ataques contra Turquía. Debe dejar de declarar la autonomía en los distritos en el sureste e implicarse de nuevo en un diálogo político", ha apostillado el comisario, que ha incidido en que el proceso de paz "es la única vía adelante".
Hahn ha insistido en que "la Unión Europea se toma la amenaza del PKK muy en serio" y ha dejado claro que "los Estados miembro de la UE han actuado de forma robusta contra el PKK", que está incluido en la lista de organizaciones terroristas sancionadas por la UE desde el 2002. "Y lo seguirá estando durante el futuro previsible", ha explicado.
El Ejecutivo comunitario, ha dicho el comisario, trabajará con el nuevo Gobierno kurdo "en todas las áreas del Estado de Derecho y los derechos fundamentales" y ha lamentado que "algunos de los problemas" en Turquía se han exacerbado por la crisis siria, "incluida la amenaza de Daesh".