Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas vuelve a pedir a Bulgaria que paralice la construcción del gasoducto South Stream

La Comisión Europea ha vuelto a pedir a las autoridades de Bulgaria que paralicen los trabajos de construcción del gasoducto South Stream porque no cumple las normas europeas de contratación pública después de que los medios búlgaros hayan difundido un vídeo que muestra que continúa la entrega de material para su construcción pese al compromiso de Sofía de paralizar las obras.
"Esperamos que la construcción sea suspendida como hemos pedido previamente y las autoridades han confirmado que harán", ha defendido en rueda de prensa la portavoz del Ejecutivo comunitario, Chantal Hughes.
La portavoz ha confirmado que están al tanto del vídeo pero ha rechazado pronunciarse sobre si la entrega de tunerías adicionales supone una continuación de los trabajos de construcción del gasoducto.
El Ejecutivo comunitario ya abrió "un procedimiento de infracción" contra Bulgaria porque el proyecto no es compatible con las normas europeas sobre contratación pública y reclamó a las autoridades búlgaras "suspender la construcción del proyecto hasta que las alegaciones sobre violaciones sea revaluadas" y se garantice que el proyecto respeta de forma "plena" la normativa europea, ha recordado la portavoz.
"Estamos analizando la respuesta de las autoridades búlgaras a la carta de emplazamiento formal. Cuando terminemos el análisis, decidiremos los próximos pasos", ha precisado la portavoz.
El nuevo gaseoducto tiene como objetivo transportar el gas ruso a través del mar negro hasta Bulgaria y otros Estados miembros de la UE, evitando así a Ucrania como país de tránsito.