Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas mantiene contacto "regular" con Italia pero evita pronunciarse sobre medidas para entidades financieras

La Comisión Europea ha afirmado este jueves que mantiene "contacto cercano y regular" con Italia dentro de sus "intercambios normales", pero ha evitado pronunciarse sobre "especulaciones" y "potenciales medidas específicas" para asegurar la estabilidad de las entidades financieras italianas por sus pérdidas tras el Brexit.
La portavoz del Ejecutivo comunitario en materia económica, Annika Breidthardt, ha asegurado en rueda de prensa que Bruselas está "siempre preparada" para conversar con los socios comunitarios y ha confirmado que han mantenido contactos con las autoridades italianas a lo largo de esta semana, pero dentro de los habituales.
Además, preguntada por si la Comisión Europea ha recibido una petición formal por parte de Roma para poder inyectar fondos públicos a las entidades financieras más afectadas por la volatilidad de las últimas fechas sin aplicar pérdidas para los accionistas, la portavoz ha subrayado que el intercambio de puntos de vista se produce únicamente con las autoridades italianas y no en una comparecencia de prensa.
Según han publicado algunos medios internacionales, el Gobierno de Matteo Renzi pretende inyectar alrededor de 40.000 millones de euros a algunos bancos italianos para hacer frente a las caídas de su cotización desde la victoria a favor de abandonar la Unión Europea en el referéndum que tuvo lugar el pasado viernes.
El presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, aseguró a los medios al término del Consejo europeo de este martes que él y el primer ministro italiano habían hablado sobre esta cuestión y que la Comisión "hará todo lo posible para evitar cualquier pánico bancario".