Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas avisa a Polonia de que está "muy cerca" de activar proceso para retirarle el derecho a voto en la UE

La Comisión Europea ha lanzado este miércoles un ultimátum al Gobierno ultraconservador polaco para que frene la polémica reforma judicial que "amplifica la amenaza" al Estado de derecho en el país y le ha avisado de que "está muy cerca" de iniciar el proceso para activar el artículo 7 del Tratado de la UE, lo que en la práctica podría llevar a suspender el derecho a voto de Varsovia en las decisiones a 28.
"Teniendo en cuenta los últimos acontecimientos, estamos muy cerca de activar el artículo 7", ha declarado el vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, en una rueda de prensa en Bruselas.
"Las medidas recientes amplifican la amenaza al Estado de derecho, por eso hemos hablado de ello el Colegio de Comisarios", ha explicado el político holandés, tras una reunión del Ejecutivo comunitario en la que, sin embargo, no se ha tomado ninguna medida específica.
Timmermans ha adelantado que el asunto volverá a la agenda del Colegio la próxima semana y será entonces cuando formalicen la apertura de un nuevo expediente por "violar" las reglas de la Unión Europea y redactarán una nueva recomendación sobre el Estado de derecho en el país del Este.
Bruselas no puede tomar medidas específicas por la polémica reforma de la judicatura durante su tramitación en curso, ya que se trata de un proyecto, y debe esperar a que sea adoptada como ley.
Además, la Comisión quiere estar segura de que cuenta con una sólida base legal para armar las acusaciones de esos dos expedientes y está a la espera de recibir una versión traducida y detallada del paquete de reformas que afectan a la judicatura.
La reforma que prepara el Gobierno polaco destituirá a los actuales miembros del Consejo Nacional del Poder Judicial (KRS), uno de los principales órganos judiciales de Polonia, cuyos miembros son nombrados por el presidente del órgano, y facultará al Parlamento para elegir 15 de sus 25 miembros.
La medida proporcionará el control efectivo sobre el Poder Judicial al partido en el Gobierno, Ley y Justicia (PiS), que cuenta con una amplia mayoría parlamentaria.