Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas decidirá "en próximas semanas" si denuncia a Rusia ante la OMC por sanciones a productos agrícolas

La Comisión Europea decidirá "en las próximas semanas" si denuncia a Rusia ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por prohibir la importación de determinadas frutas y hortalizas, carne, pescado y productos lácteos europeos.
"Estamos analizando lo que es posible y lo que no es posible en virtud de las normas de la OMC. Antes de tomar una posición, tenemos que discutir con todos los Estados miembros y actores relevantes. Una vez que hayamos hecho esto, tomaremos una decisión", ha explicado en rueda de prensa la portavoz del Ejecutivo comunitario, Chantal Hugues.
"No estamos ahí todavía. Tomaremos una decisión en las próximas semanas", ha precisado la portavoz.
El Gobierno polaco ha remitido a la Comisión Europea una carta en la que defiende recurrir el veto ruso ante la OMC, algo que discutieron este martes el comisario de Comercio, Karel de Gucht, y el ministro del ramo polaco, Marek Sawicki, ha confirmado el portavoz de Agricultura, Roger Waite.
"La Dirección General de Comercio está analizando la situación. Estamos intentando estudiar la prohibición y estamos trabajando en respuestas potenciales", ha agregado el portavoz en la misma rueda.
"Estamos todavía intentando analizar lo que podemos hacer según las normas de la OMC", ha precisado. "Tenemos que garantizar que si actuamos a través de la OMC se basa en estas normas", ha apostillado.
LA UE SÍ DENUNCIÓ EL VETO A LA CARNE DE PORCINO
El portavoz ha recordado que la UE ya denunció a Rusia ante la OMC por su veto a los productos de carne de porcino de la UE por considerarlo "desproporcionado".
Rusia cerró su mercado a la UE -cortando casi el 25% de todas las exportaciones comunitarias- a finales de enero de 2014 y justificó su decisión por haber detectado casos de fiebre porcina africana en jabalíes en las fronteras de Lituania y Polonia con Bielorrusia, ignorando según Bruselas las medidas que adoptaron la UE y los Estados miembros para combatir la enfermedad y contener la difusión del virus.
La Comisión Europea reclamó en junio a la OMC que dictamine si el veto de Moscú a la importación de cerdos, carne de cerdo fresca y determinados productos porcinos procedentes de la UE se ajusta a la legalidad. En 2013, el valor de las exportaciones de cerdo de la UE a Rusia alcanzó 1.400 millones de euros, alrededor del 25% de todas las exportaciones comunitarias.
El Ejecutivo comunitario decidió pedir un arbitraje a la OMC porque el periodo de consultas previo entre Bruselas y Moscú, que se inició el 30 de abril y el 1 de mayo, "no ha conducido al levantamiento de las medidas ni a ninguna justificación adecuada de su mantenimiento".
Al unirse a la OMC en 2012, Rusia se comprometió a garantizar que sus medidas para proteger la salud animal se basarían en la ciencia, no restringirían el comercio más de lo necesario y se aplicarían sin discriminar a sus diferentes socios y productores domésticos.
No obstante, Bruselas acusa a Moscú de aceptar importaciones de Bielorrusia y, hasta recientemente, de Ucrania, pese a los casos de fiebre porcina africana en esos países. Además, pese a los numerosos brotes ocurridos en su propio territorio, Rusia no ha cerrado su mercado a los productos domésticos.
ESTUDIAN PEDIR CONSULTAS
El comisario de Comercio informó ayer al ministro de Agricultura polaco "que la Comisión está preparando activamente un procedimiento para el lanzamiento posible de una petición de consultas en virtud del procedimiento de resolución de disputas de la OMC", según explicó el portavoz comunitario, Peter Stano.
La petición de consultas constituye el primer paso antes de denunciar un caso ante la OMC, con el objetivo de tratar de buscar una solución de forma amistosa.
"Si decidimos ir a por ello (denuncia), primero tenemos que pasar por nuestros procedimientos internos y consultas con los Estados miembros y otros miembros de la OMC y luego decidir si seguimos adelante", han explicado fuentes europeas.
La Comisión Europea ha cifrado en 5.252 millones de euros el valor de las exportaciones europeas al mercado ruso en 2013 correspondiente a los productos agrícolas y alimentarios vetados por Moscú, entre ellos determinadas frutas y hortalizas, la carne, pescado y productos lácteos.
España perderá unos 338 millones de euros por el veto de Rusia y se sitúa como el sexto país de la UE más afectado por las sanciones, sólo por detrás de Lituania (927 millones), Polonia (841 millones), Alemania (595 millones), Países Bajos (528 millones) y Dinamarca (377 millones), según datos del Ejecutivo comunitario.
La UE ha lamentado las sanciones de Rusia contra las exportaciones europeas, que considera políticamente motivadas, en respuesta a sus sanciones económicas en los sectores financiero, energético y militar contra Rusia por anexionarse de forma ilegal Crimea y desestabilizar el este de Ucrania.