Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas dice que la expropiación de YPF a Repsol "complica" las relaciones de la UE con Argentina

Repsol reclama a la UE que "no olvide" el caso y que siga considerando prioritaria su resolución
La Comisión Europea ha dicho este miércoles que la expropiación de la petrolera YPF a la española Repsol sin ninguna compensación es una "piedra en el zapato" que "complica" las relaciones de la UE con Argentina y "hace mucho más difícil avanzar". Por su parte, Repsol ha reclamado a la UE que "no olvide" el caso y que siga dando máxima prioridad a resolverlo.
"Mientras este caso no se resuelva, seguirá siendo una piedra en el zapato en nuestra relación con Argentina. Está claro que es algo que complica la relación", ha explicado Matthias Jorgensen, representante del departamento de Comercio del Ejecutivo comunitario, en un seminario sobre el caso YPF organizado en el Parlamento Europeo.
El representante del Ejecutivo comunitario se ha comprometido a seguir abordando este caso en foros internacionales y en las relaciones bilaterales con el Gobierno de Buenos Aires, pero no ha anunciado nuevas medidas y ha dicho que la disputa no debe afectar a las negociaciones comerciales entre la UE y Mercosur.
En su opinión, Bruselas reaccionó de forma "muy enérgica" ante la expropiación en abril de 2012 ya que denunció que vulneraba el acuerdo de inversión entre Argentina y España. Además, reclamó al Gobierno de Buenos Aires que no discriminara entre inversores y acordara una "compensación rápida y adecuada" a Repsol. También se ha llevado el caso a foros como la OCDE, según ha explicado Jorgensen.
El propio representante de la Comisión se ha cuestionado no obstante si la UE dispone de "todos los instrumentos" para casos como este. En este sentido, ha recordado que la expropiación no puede llevarse a la Organización Mundial del Comercio (OMC) porque ésta no cubre disputas sobre inversiones y ha lamentado que la UE no disponga de una voz única en foros como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Además, ha admitido que el hecho de que la UE no tiene ningún acuerdo bilateral firmado con Argentina dificulta encontrar una solución al caso YPF. Bruselas sí ha denunciado a Buenos Aires ante la OMC por las restricciones a las importaciones y confía en ganar el caso.
SIN COMPENSACIÓN PARA REPSOL
El vicesecretario general de Repsol, Manuel Klingenberg, ha agradecido el apoyo del Gobierno español y de la Unión Europea en este caso y ha denunciado que Argentina ha incumplido sistemáticamente la legislación comercial internacional en este caso.
"Se nos expropió, más bien se nos confiscó, hace ahora cerca de 16 meses, con cierta violencia", ha denunciado Klingenberg en la Eurocámara. "Desde esa fecha, no hemos recibido ninguna compensación ni tenemos ninguna indicación de que se nos pagará. Al contrario, si escuchamos lo que algunos miembros importantes del Gobierno han dicho, nunca pagarán", ha lamentado.
El representante de Repsol ha dicho que la empresa no tiene otra alternativa que recurrir a los tribunales, incluso sabiendo que Argentina puede incumplir la sentencia. "Lo que podemos decir como empresa privada es que no nos olviden", ha pedido Klingenberg. "No nos pongan al final de la lista, manténganos como prioridad", ha apuntado.
El eurodiputado del PP Pablo Zalba, que ha actuado como maestro de ceremonias del seminario, le ha contestado que la UE no olvidará la expropiación de YPF. "Todos estamos de acuerdo en que este no es un caso español sino europeo, que no sólo afecta a las relaciones entre la UE y Argentina sino también con el resto de nuestros socios", ha afirmado.