Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas aprueba el plan de reestructuración del banco griego Eurobank

La Comisión Europea ha aprobado este martes el plan de reestructuración y la ayuda pública asociada para el banco griego Eurobank, el cuarto más grande del país, por considerar que permitirá que la entidad sea viable a largo plazo sin distorsionar indebidamente la competencia. Bruselas ha autorizado también la adquisición por parte de Eurobank de Nea Proton Bank y New Hellenic Postbank tras concluir que la integración reforzará la viabilidad del grupo.
"La reestructuración de Eurobank es un importante paso adelante para el sector bancario griego", ha dicho el vicepresidente y responsable de Competencia, Joaquín Almunia. "Reforzará la viabilidad del banco y garantizará que sea lo suficientemente fuerte como para apoyar la recuperación en Grecia proporcionando crédito a la economía real", ha agregado.
El plan de reestructuración de Eurobank se prolongará hasta 2018. Su principal objetivo es reorientar la entidad hacia su actividad bancaria primaria en Grecia, vendiendo las filiales en Turquía y Polonia, y hacer que estas operaciones vuelvan a ser muy rentables.
Eurobank se ha beneficiado de considerables ayudas públicas desde el inicio de la crisis. En particular, Grecia suscribió en 2009 950 millones de euros de acciones preferentes y ha inyectado desde 2012 cerca de 6.000 millones de euros en capital. Además, la entidad necesita un capital adicional de 2.864 millones para cubrir las necesidades identificadas en los test de estrés, y el Estado griego deberá avalar este incremento.