Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas autoriza a RBS a retrasar la venta de su filial de pymes Rainbow

La Comisión Europea ha autorizado este miércoles modificar el plan de reestructuración de Royal Bank of Scotland (RBS) con el fin de dar más tiempo a la entidad británica para deshacerse de su filial de pymes Rainbow, que en principio tendría que haberse vendido antes de diciembre de 2013.
"La Comisión ha aceptado retrasar la fecha límite de la cesión de Rainbow porque las autoridades británicas y RBS han demostrado su firme intención de convertir a Rainbow en un banco independiente sólido y de venderlo", ha dicho el vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, en un comunicado.
En el marco del plan de reestructuración aprobado por Bruselas en 2009 como contrapartida a su rescate, RBS se había comprometido a vender Rainbow para aumentar la competencia en el sector de banca para pymes. Sin embargo, tras tres años de negociaciones infructuosas con posibles compradores, el banco y las autoridades británicas han pedido a Bruselas "varios años" más para cumplir este compromiso.
El Ejecutivo comunitario ha aprobado igualmente una serie de modificaciones a las reglas aplicables al dividendo prioritario que debe recibir Reino Unido de RBS, que se convertirá en un dividendo fijo.