Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas ve avances "políticos y técnicos" pero avisa de que no es suficiente para un acuerdo a 28

La Comisión Europea ha asegurado este lunes que se han producido avances "políticos y técnicos" en las negociaciones para revisar las relaciones de Reino Unido con el resto de socios de la Unión Europea, pero ha avisado de que el borrador de acuerdo sobre el que se trabaja aún no ha sido contrastado con las capitales.
"Se han producido avances a nivel político y técnico", ha indicado en una rueda de prensa en Bruselas el portavoz jefe del Ejecutivo comuniatrio, Margaritis Schinas, quien ha matizado que se trata de un "paso intermedio" en un proceso que requiere el acuerdo de los Veintiocho. "Aún no estamos ahí", ha dicho.
El primer ministro británico, David Cameron, se reunió el pasado viernes con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien ha asumido un papel de "facilitador" en los contactos.
El domingo, Cameron recibió en Londres al presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, que es quien conduce las negociaciones en nombre de la UE, y el encuentro concluyó "sin acuerdo", según indicó al término el exprimer ministro polaco.
Entre las cuatro exigencias de Londres para defender la permanencia de Reino Unido en la UE en un próximo referéndum, Cameron reclama el poder para suspender cuatro años determinadas prestaciones sociales a los inmigrantes europeos durante sus primeros cuatro años de trabajo en Reino Unido.
Se trata de una exigencia "inaceptable" en palabras de los líderes de varios Estados miembros, para la que se baraja como alternativa un "freno de emergencia" que permitiría a cualquier Estado miembro, Reino Unido en este caso, suspender esas prestaciones sociales, si acredita que su sistema no soporta la presión migratoria.
Se trata de una idea planteada por Bruselas, según fuentes británicas, pero que la Comisión evita comentar. Schinas, sin embargo, ha admitido que existe un documento del Ejecutivo comunitario que acredita que la condiciones actuales en Reino Unido cumplirían los criterios para activar de inmediato el "freno de emergencia". "Sí, así es", ha zanjado el portavoz al ser preguntado por si existe tal evaluación.
"NADA ESTÁ ACORDADO HASTA QUE TODO ESTÉ ACORDADO"
En cualquier caso, el portavoz comunitario ha recalcado que "nada está acordado, mientras no esté todo acordado" y ha insistido en que los contactos, por el momento, se han producido entre el Gobierno de Cameron y las instituciones europeas; por lo que falta conocer las opiniones de los Estados miembros.
Los negociadores de ambas partes continúan este lunes el trabajo en Bruselas, en un intento por cerrar una propuesta de acuerdo en las próximas horas que pueda ser enviado a los 27 Estados miembros restantes.
Tusk preveía hacer "circular" una propuesta de acuerdo este mismo lunes, pero la fala de resultados en su reunión con Cameron han aplazado este propósito al menos hasta el martes, según fuentes de su Gabinete.
El objetivo es dar tiempo a las negociaciones a 28 a nivel de embajadores y técnicos y allanar el camino para lograr un acuerdo en la cumbre que reunirá a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE los días 18 y 19 de febrero.