Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas dice que las normas sobre comisiones de pagos con tarjeta debería aumentar su aceptación

La Comisión Europea ha celebrado la entrada en vigor de las nuevas normas que aumentan las transparencia de las comisiones por pagos con tarjeta de crédito o débito y ha destacado que, junto con los límites impuestos a estas tasas, debería aumentar la aceptación del uso de tarjetas en la Unión Europea.
Este jueves entran en vigor las disposiciones de la nueva normativa comunitaria sobre comisiones interbancarias relativas a la transparencia y eficiencia. De esta forma, todo el contenido del reglamento, adoptado en 2015, está ya en vigor, después de que en diciembre del año pasado se pusiesen en marcha la reglas para limitar las comisiones en el pago con tarjetas.
"El año pasado el reglamento estableció límites sobre el principal componente de la comisión que lo comerciantes pagan por aceptar pagos con tarjeta. Esto ha significado menores costes en los pagos con tarjeta para comerciantes y debería llevara una mayor aceptación de tarjetas en la UE", ha subrayado el comisario de Estabilidad Financiera, Servicios Financieros y Unión de mercado de capitales, Jonathan Hill,
En concreto, el reglamento sobre comisiones interbancarias introduce transparencia en el el proceso para establecer estas comisiones e incluye medidas para asegurar que los cliente estén informados sobre los pagos.
Por su parte, la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha subrayado que durante años "las comisiones cobradas por los bancos por el uso de tarjetas fueron escondidas incluso a pesar de que estos costes eran pagados por los consumidores".
"El reglamento de comisiones interbancarias ha limitado estas tasas y han hecho más transparentes los pagos con tarjeta. Esto supone menores costes para el beneficio de millones de consumidores europeos y de comercios minoristas", ha apuntado.