Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas inspecciona por sorpresa a varios productores de biocarburantes por posible pacto de precios

Inspectores de la Comisión Europea han llevado a cabo inspecciones por sorpresa en las sedes de varios productores de etanol en dos países de la UE ante las sospechas de un posible pacto ilegal de precios.
Siguiendo su práctica habitual, el Ejecutivo comunitario no ha identificado a las empresas objeto de las redadas, que tuvieron lugar el 7 de octubre, ni ha dicho en qué Estados miembros se produjeron.
Estas inspecciones se suman a las que la Comisión ya realizó en mayo de 2013 en compañías de petróleo crudo, productos refinados y biocarburantes.
El Ejecutivo comunitario cree que las empresas implicadas podrían haberse concertado a la hora de presentar la información sobre precios necesaria para elaborar los índices de referencia que se utilizan para el comercio en mercados físicos y en los mercados de derivados, tanto en Europa como a nivel mundial.
"La importancia de estos índices de referencia y la ausencia de regulación pueden haber dejado margen para un comportamiento contrario a la competencia que haya conducido a distorsiones de precios. Incluso pequeñas distorsiones pueden tener un impacto significativo sobre los precios, dañando a los consumidores", ha dicho la Comisión en un comunicado.
Las inspecciones por sorpresa son un paso preliminar en las investigaciones de posibles prácticas contrarias a la competencia. El hecho de que el Ejecutivo comunitario las lleve a cabo no significa que las empresas sean culpables ni prejuzga el resultado de las pesquisas.
No hay plazos legales para completar este tipo de investigaciones. Su duración depende de varios factores, incluyendo la complejidad de cada caso, el grado de colaboración de las empresas y el ejercicio del derecho de defensa.