Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas reevalúa este miércoles si avanza en expediente a Polonia por vulnerar Estado de Derecho

El Colegio de Comisarios reevaluará este miércoles si seguir adelante con el procedimiento contra Polonia por la preocupación que han suscitado las polémicas reformas para reforzar el control del Gobierno sobre el Tribunal Constitucional y la prensa, que en última instancia podría llevar a suspender el derecho de voto de este país en el seno de la Unión Europea.
El vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Frans Timmermans, informará al resto de comisarios del resultado de los contactos "al más alto nivel" que ha mantenido con Varsovia en los últimos días y horas, para negociar cambios que calmen las dudas sobre el respeto del Estado de Derecho en este país.
"Las conversaciones continúan, incluido al más alto nivel", ha asegurado la portavoz comunitaria Mina Andreeva en una rueda de prensa en Bruselas, tras anunciar que la cuestión estará por tercera semana consecutiva en el orden del día de la reunión del Colegio de Comisarios.
Hace dos semanas que Bruselas dio varios días de plazo al Gobierno ultraconservador de Beata Szydlo para que enmendara su reforma del Constitucional.
Sin embargo, y tras duras críticas de la primera ministra polaca, la Comisión negó después haber lanzado "ningún ultimátum" y afirmó que aplazaba su decisión para dar más tiempo al diálogo entre las partes.
"Si será necesario tomar una decisión o no (este miércoles), dependerá de las conversaciones", ha replicado la portavoz comunitaria a las preguntas de si Bruselas seguirá adelante con el expediente.
Si las negociaciones no corrigen los problemas detectados por Bruselas y ésta ratifica la opinión negativa, se abrirá la puerta a activar el artículo 7 del Tratado --con el apoyo necesario de la Eurocámara y de al menos diez Estados miembros--, que permitiría suspender el derecho a voto de un Estado miembro, si así lo deciden por unanimidad sus socios del bloque.
Se trata de un procedimiento del que la Unión Europea no ha hecho uso nunca hasta ahora y que fue pensado para responder únicamente a una amenaza "grave y persistente" para los valores comunes de la UE.
El Gobierno polaco, por su parte, ha amenazado con acudir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) si el Ejecutivo comunitario continúa presionando para que modifiquen su legislación.
"El procedimiento que se está usando contra nosotros no aparece en los tratados, es un invento, y podría ser recurrido ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en cualquier momento", dijo el lunes el líder del gobernante Partido Ley y Justicia (PiS), Jaroslaw Kaczynski, en declaraciones al semanario 'Do Rzeczy'.