Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas multa con 114 millones a tres fabricantes de espuma para colchones por pactar precios

La Comisión Europea ha impuesto este miércoles una multa de 114 millones de euros a tres grandes fabricantes de espuma para colchones, sofás y asientos de coches -Carpenter, Recticel y Eurofoam- por participar en un acuerdo ilegal para pactar los precios. La empresa Vita, que también estuvo en el cártel, se libra de la sanción por haber sido la primera en delatar su existencia.
Las empresas en cuestión coordinaron los precios de venta de varios tipos de espuma durante cerca de cinco años, desde octubre de 2005 hasta febrero de 2010, en un total de 10 Estados miembros entre los que no está España (Austria, Bélgica, Estonia, Francia, Alemania, Hungría, Holanda, Polonia, Rumanía y Reino Unido).
Como todas las compañías aceptaron buscar una solución negociada del caso, sus multas se redujeron un 10%. Además, Recticel y Greiner se beneficiaron de un descuento adicional por colaborar con la investigación.
"Este caso ilustra lo esencial que es seguir luchando contra los cárteles y sancionando este comportamiento ilegal: aquí, el producto cartelizado es un componente clave para muebles que compran todos los ciudadanos, como colchones o sofás, y para algunas empresas, como los fabricantes de coches", ha denunciado el vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, en un comunicado.
El objetivo del cártel era repercutir a los clientes los incrementos de precios en las materias primas y evitar una competencia de precios agresiva entre los tres productores. Para lograrlo, las empresas organizaron encuentros de coordinación de precios. Los participantes se reunían en los márgenes de las asociaciones europeas y nacionales y mantuvieron numerosos contactos telefónicos y bilaterales.