Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas replica a la petición de Austria de más ayudas que ya se han aumentado los fondos para refugiados

La Comisión Europea ha confirmado este lunes la recepción de una carta formal del Gobierno austríaco solicitando 600 millones de euros adicionales para atender la llegada de refugiados, al tiempo que ha advertido de su defensa de una respuesta "coordinada" y "solidaria" a la crisis migratoria, para la que Bruselas ya ha incrementado fuertemente los fondos disponibles.
"El enfoque de la Comisión Europea siempre se ha basado en la solidaridad, para no dejar sólo a un país frente a la presión migratoria", ha declarado en una rueda de prensa la portavoz del Ejecutivo comunitario Mina Andreeva, quien ha recordado que se han desbloqueado 10.000 millones de euros del presupuesto comunitario para "asistir a los países más afectados".
La carta de Austria, remitida por el ministro de Finanzas del país, Hans Jörg Schelling, está dirigida al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, y a la vicepresidenta para Presupuesto y Recursos Humanos, Kristalina Georgieva.
En ella, Schelling reclama fondos adicionales para Austria por valor de 600 millones de euros para costear la acogida y atención de los miles de refugiados llegados a su territorio.
La carta está siendo examinada y tendrá también una respuesta formal por parte de Bruselas, según ha dicho Andreeva, que ha recordado que los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea se reúnen el próximo viernes y que este asunto podría ser valorado entonces a 28 y evaluar si es necesario "ir más allá" en el reparto de fondos.
La Comisión Europea ha previsto 8.400 millones de euros para ayudar a los Estados miembros en su política migratoria en el periodo 2014-2020, y ello a través de dos fondos: El Fondo de Asilo, Migración e Integración (AMIF) y el Fondo de Seguridad Interior (ISF).
De cara al ejercicio de 2016, y ante el auge de la presión migratoria, Bruselas propuso incrementar los fondos disponibles, lo que se ha traducido en 133 millones más a través del primer fondo y de 55,9 millones con el segundo.
Además, Andreeva ha recalcado que la Unión Europea ha previsto una ayuda de 6.000 euros por cada refugiado reubicado en un Estado miembro, dentro del programa europeo para recolocar a los demandantes de asilo llegados inicialmente a Italia y Grecia. A lo que se suman otros 500 euros para cubrir los costes del traslado.