Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas prevé presentar su propuesta sobre unión bancaria el próximo 11 de septiembre

La Comisión Europea espera poder presentar el próximo 11 de septiembre su propuesta para una unión bancaria que establezca un supervisor único para los bancos de la zona euro, según han indicado este lunes fuentes comunitarias, lo que permitiría cumplir con el calendario que reclama el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para su aprobación a finales de año.
Los líderes de la Unión Europea encargaron a Bruselas en la Cumbre de junio que presentara "en breve" una propuesta concreta de supervisión, con el objetivo de que el Consejo pudiera adoptar el plan "con carácter urgente antes de que finalice 2012".
La fecha "que se contempla", según indican las fuentes, para que Bruselas dé a conocer su trabajo sobre la supervisión única es el 11 de septiembre, lo que permitiría a los ministros de Economía de los 27 examinarla en su reunión informal de los días 14 y 15 del mismo mes.
En una carta remitida el pasado viernes al jefe del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso, y al presidente del Consejo, Herman Van Rompuy, Rajoy instaba a que la unión bancaria europea se aprobara "al menos" en diciembre, lo que permitiría su aplicación desde enero de 2013.
Una vez que Bruselas presente su documento, la propuesta deberá pasar también por el Consejo y por el Parlamento Europeo.
Según la declaración del Consejo europeo del pasado junio, la puesta en marcha de un superviso "único y efectivo" para los bancos de la zona euro, de la que participaría el Banco Central Europeo (BCE), permitiría la posibilidad de que el nuevo fondo de rescate permanente (MEDE) contribuyera de forma directa a la recapitalización de los bancos en apuros.