Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas presentará este año una propuesta para crear un registro obligatorio de lobbies

La Comisión Europea presentará este año una propuesta para crear un registro obligatorio de los lobbies en las tres instituciones de la Unión Europea -el Ejecutivo comunitario, el Consejo de la UE y el Parlamento Europeo-- tras escuchar a las partes interesadas y ha insistido en su fuerte compromiso con reforzar la transparencia sobre los grupos de interés o presión.
"La Comisión está fuertemente comprometida con el refuerzo de la transparencia", ha defendido el vicepresidente de la Comisión Europea primero, Frans Timmermans, antes de participar este lunes en una conferencia en el Parlamento Europeo con las partes interesadas en la consulta pública de cara a explorar los planes del Ejecutivo comunitario de crear un registro obligatorio para las tres instituciones de la UE, es decir, Comisión Europea, el Consejo de la UE que representa a los Estados miembro y la Eurocámara.
Timmemans ha recordado la decisión que tomó el Ejecutivo comunitario en el inicio de su mandato de "publicar todas las reuniones entre los representantes de los grupos de interés y nuestros altos responsables de decisiones".
"Ahora necesitamos escuchar las opiniones de las partes y del público. Estas opiniones se tendrán en cuenta en nuestras propuestas más adelante este año para un Registro de Transparencia obligatorio conjunto para todas las tres instituciones", ha precisado.
El actual registro europeo fue creado en 2011 no es obligatorio sino voluntario. Más de 9.000 organizaciones se han apuntado al registro, que crece a un ritmo de mil nuevas entradas por año.
Las partes interesadas podrán remitir sus opiniones sobre el registro obligatorio hasta el 1 de junio en el marco de la consulta pública lanzada por el Ejecutivo comunitario el pasado 1 de marzo.