Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas avisa que tope refugiados impuesto en Austria "es incompatible" con los derechos fundamentales de la U

Austria dice que seguirá adelante e introducirá desde este viernes un tope de entradas diario de refugiados
El comisario europeo de Inmigración e Interior, Dimitris Avramopoulos, ha avisado a Austria de que su decisión de imponer topes diarios y anuales a la entrada de refugiados "es incompatible con las obligaciones de Austria de acuerdo con el Derecho Internacional y europeo, incluido en participar la Carta Europa de los Derechos Fundamentales de la Unión".
Austria limitará a partir del viernes el número de inmigrantes y refugiados que autoriza a entrar en su territorio a 3.200 diarias, anunció este martes la ministra del Interior del país, Johanna Mikl-Leitner, después de que el Gobierno austriaco ya avanzara en enero que sólo autorizará 37.500 demandas de asilo este año.
"Austria tiene la obligación legal de aceptar toda solicitud de asilo que se haga en su territorio o en su frontera", ha avisado el comisario en una carta a la ministra del Interior austriaca, fechada este miércoles, a la que ha tenido acceso Europa Press.
También ha trasladado la preocupación del Ejecutivo comunitario sobre su intención de "introducir normas para los inmigrantes en tránsito a través de Austria" y ha dejado claro que "una voluntad de tránsito a través de un Estado miembro a fin de solicitar asilo en otro Estado miembro no es una razón aceptable para autorizar la entrada".
"Las personas en necesidad de protección internacional deben en principio solicitar asilo y permanecer en el primer país 'seguro' al que llegan. Los demandantes de protección internacional no son libres para circular al país de su elección", ha recalcado el comisario en su misiva.
RECONSIDERAR LA MEDIDA UNILATERAL
"A la luz de estas consideraciones, le urjo a reconsiderar las medidas unilaterales que está proponiendo", le pide Avramopoulos.
"Debo decir que no me ha gustado la decisión (de Austria), pero si la pregunta es si está en línea con las normas de la Unión Europea, eso está siendo examinado", ha afirmado por su parte el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en una rueda de prensa en Bruselas.
Juncker ha adelantado que a lo largo de la tarde tendrá ocasión de abordar la situación en un encuentro con el canciller austríaco, Werner Faymann, en los márgenes de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que se celebra en la capital belga entre este jueves y viernes.
El jefe del Ejecutivo comunitario, además, ha reiterado sus críticas a la reintroducción de controles en las fronteras interiores del espacio de libre circulación de Schengen, al tiempo que ha avisado que ello se debe, en gran parte, a la "falta de una respuesta europea" a la presión migratoria.
AUSTRIA SEGUIRÁ ADELANTE
Entretanto, el canciller austriaco, Werner Faymann, ya ha dejado claro que seguirán adelante con sus propuestas a pesar de las críticas del Ejecutivo comunitario.
"Políticamente lo mantendremos", ha dicho el canciller austriaco antes de la cumbre europea. "Después de 100.000 refugiados no podemos decir a los austriacos que esto simplemente continuará igual", ha justificado, insistiendo en que "Austria no puede acoger a todos los demandantes de asilo de toda Europa".
La ministra del Interior austriaca también ha dicho que el tope de entradas de refugiados diario comenzará a aplicarse el viernes según lo previsto. "Comenzaremos mañana, tal y como estaba previsto", ha asegurado en un comunicado.