Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas anuncia subvención de 600.000 euros para salvar a la Orquesta Juvenil de la UE y permitir que continúe

La Comisión Europea ha anunciado la concesión de una subvención de 600.000 euros para permitir que la Orquesta Juvenil de la Unión Europea (EUYO por sus siglas en inglés) pueda seguir funcionando este año y no desaparezca por falta de fondos.
Con el objetivo de evitar su cierre, la Comisión ha anunciado como solución a corto plazo en 2016 la concesión de una subvención de 600.000 euros a través de una enmienda en el programa comunitario de ayudas al sector cultural Europa Creativa.
El presidente del Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha recordado que la orquesta, que es un símbolo de la diversidad cultural de Europa, ha recibido ayudas de la Comisión desde su creación en 1976 y ha respaldado las "soluciones imaginativas, superando los procedimientos burocráticos" para garantizarle fondos para que puedan continuar funcionando.
Y para garantizar su viabilidad a largo plazo, el Ejecutivo comunitario propondrá a los Veintiocho y el Parlamento Europeo "soluciones creativas en el marco del programa Europa Creativa que darán certidumbre para que la EUYO continúe sus actividades" aunque pedirá a la Orquesta que busque "fuentes de financiación complementarias" también.
El Ejecutivo comunitario ha precisado que sus servicios trabajarán "en los detalles para garantizar que las actividades y gastos de la EUYO son gestionadas de acuerdo con las normas y para garantizar que hay un fuerte control sobre cómo se usan los fondos".
El Parlamento Europeo ha propuesto "un proyecto piloto" en 2017 para garantizar que la orquesta tiene financiación a través de una enmienda al presupuesto general de la UE.