Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bush confirma la retirada de 8.000 soldados de Irak

Al sucesor de Bush le tocará decidir si mantiene o no la misión en Irak. Video:Atlastelecinco.es
El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha anunciado durante un discurso ofrecido en Washington la retirada de 8.000 de los 140.000 militares que mantiene desplegados en IraK. Según el mandatario, la situación de la violencia ha mejorado notablemente en lo que va de año.
Según el presidente, gracias a esa mejoría, "en los próximos meses repatriaremos a cerca de 3.400 soldados" que desarrollan funciones de apoyo al combate, como ingenieros de construcción o Policía militar. En noviembre, agrega, regresará un batallón de infantes de Marina destacado en la provincia de Anbar, que la semana pasada quedó bajo el control de las fuerzas iraquíes.
En febrero de 2009 "regresará otra brigada de combate de la Marina" lo que elevará a cerca de 8.000 los efectivos que regresarán a EEUU sin ser reemplazados. Los mandos militares estadounidenses, encabezados por el general David Petraeus, comandante de las fuerzas de ese país en Irak, creen que será posible reducir aún más el número de soldados, en la actualidad en torno a los 140.000, en el primer semestre de 2009.
Irán a Afganistán
Pero aunque la violencia en Irak ha disminuido, la situación en Afganistán se ha complicado gradualmente y el movimiento talibán ha recobrado fuerzas, en particular en el sur del país. Por ello, anuncia el presidente, una brigada que tenía previsto su despliegue en el país árabe en noviembre cambiará su destino y se desplazará entonces a Afganistán. A ello se sumará el envío en enero de una brigada de combate adicional del Ejército.
Según el discurso, el número de soldados estadounidenses en el país centroasiático se ha elevado de menos de 21.000 hace dos años a 31.000 en la actualidad.
El anuncio de Bush implica que corresponderá a su sucesor, sea el demócrata Barack Obama o el republicano John McCain, decidir sobre la retirada de la mayoría de las tropas en Irak. Obama es partidario de retirar los efectivos estadounidenses en un plazo de 16 meses, mientras que McCain afirma que es necesario escuchar la opinión de los mandos militares y está dispuesto a permitir que los soldados permanezcan de modo indefinido.  LA/ AC