Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CEPAL manifiesta su preocupación por las amenazas a la democracia en Brasil

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ha emitido un mensaje dirigido a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, que respalda el ejercicio del Gobierno de Brasil y que manifiesta su preocupación por las amenazas a la estabilidad democrática del país.
La secretaria ejecutiva del organismo de Naciones Unidas, Alicia Bárcena, ha manifestado su "honda preocupación" por las amenazas a la estabilidad democrática y ha reconocido los avances sociales y políticos que ha experimentado Brasil en la última década.
Rousseff vive momentos difíciles, ya que sus detractores impulsan un juicio político en su contra por haber manipulado presuntamente las cuentas fiscales para impulsar sus posibilidades de reelección en 2014.
"Con honda preocupación hemos asistido al desarrollo de los acontecimientos políticos y judiciales que han convulsionado a Brasil en el curso de las últimas semanas. Nos alarma ver la estabilidad democrática de su patria amenazada", ha indicado la secretaria, según ha informado CEPAL.
Bárcena ha defendido que la soberanía popular le entregó el poder primero al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y después a Rousseff y que ambos han liderado "gobiernos comprometidos con la justicia y la igualdad".
"Nunca, en la historia de Brasil, tantas y tantos de sus compatriotas habían logrado sortear el hambre, la pobreza y la desigualdad", ha subrayado la secretaria.
La secretaria ha reconocido "el esfuerzo de los tribunales" por perseguir y castigar la corrupción que históricamente ha sido "la parte más opaca del vínculo entre los intereses privados y las instituciones del Estado", pero ha mostrado su preocupación ante "las filtraciones y una ofensiva mediática que ya ha dictado condena (...) al tiempo que se multiplican los empeños por menoscabar la autoridad presidencial e interrumpir el mandato que entregaron en las urnas los ciudadanos".
El juez Sergio Moro divulgó la semana pasada la transcripción de una conversación telefónica entre Rousseff y Lula en la que ambos maniobraban para evitar que éste fuera detenido por su presunta implicación en la trama corrupta de Petrobras. Finalmente el exmandatario ha sido investido jefe de la Casa Civil, y de esta forma, se ha convertido en aforado.
"Los acontecimientos por los que atraviesa Brasil en estas jornadas resuenan con fuerza más allá de sus fronteras e ilustran para el conjunto de América Latina los riesgos y dificultades a los que aún está expuesta nuestra democracia", ha expresado el organismo.