Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CGT francesa se desmarca de la violencia y advierte de que seguirá con sus protestas

La Confederación General del Trabajo (CGT), el principal sindicato organizador de las protestas contra la reforma laboral en Francia, ha insistido en que seguirá con las movilizaciones y ha desmarcado a la organización de los actos violentos que se han producido en las últimas semanas.
El líder del sindicato, Philippe Martinez, ha instado al Gobierno a "calmarse", para "no echar más leña al fuego". "Parece que todo lo que pasa en el país es culpa de la CGT", ha indicado a la emisora RTL el dirigente, partidario de afrontar el verdadero "problema" que, en su opinión, está detrás de los disturbios: la reforma laboral.
La CGT planea más protestas los próximos 23 y 28 de junio, después de que la última movilización --el pasado martes-- concluyese con decenas de detenidos en todo el país. El primer ministro, Manuel Valls, ha pedido a la organización que cancele las marchas previstas.
El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, ha apuntado este jueves que Martinez no debería "solo condenar" la violencia, sino también "excluir" a todos los miembros de su sindicato que hayan podido participar en altercados.