Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CICR entrega ayuda humanitaria para más de 70.000 personas en una región sitiada de Siria

Un convoy enviado conjuntamente por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la Media Luna Roja Árabe Siria y la ONU llegó este martes a varios poblados de la región de Houlé, situada en el norte de Homs, para distribuir alimentos, medicamentos y material para el suministro de agua para más de 70.000 personas.
"La población de Houlé sufre graves penurias desde hace largo tiempo", ha dicho la jefa de la oficina del CICR en Homs, Majda Flihi, quien condujo al equipo del CICR hacia Houlé. "Son agricultores, pero ya no pueden sembrar. También tienen ganado, pero no pueden alimentarlo adecuadamente, porque las tierras ahora se han convertido en líneas del frente", ha relatado.
El convoy, integrado por 27 camiones, llevó alimentos, material para reparar el sistema de distribución de agua y ayuda médica para apoyar a la instalación médica que dirige la Media Luna Roja Árabe Siria en el poblado de Kafr Laha y que está sobrepasada, según ha informado el CICR, en un comunicado.
Un equipo de ingenieros del CICR especializados en abastecimiento de agua también trabajó para mejorar el estado de los pozos que abastecen al único suministro estable de agua limpia. Un segundo convoy, previsto para los próximos días, llevará generadores y material técnico para el abastecimiento de agua, según ha contado la ONG.
"En todas las localidades sirias que están sitiadas, la población civil trata de sobrevivir con escasos recursos. Necesitan alimentos, medicamentos y otro tipo de ayuda con regularidad. Nosotros tenemos que contar con acceso permanente, independientemente de la situación en el terreno", ha dicho Flihi.
El CICR ha recordado que Houlé permanece sitiada desde 2012 y ha sido el escenario de intensos enfrentamientos durante meses. "La calma que recientemente se ha logrado ha permitido el acceso de las organizaciones humanitarias a la zona", ha contado.
La semana pasada, otro convoy conjunto del CICR, la Media Luna Roja Árabe Siria y la ONU entregó alimentos y artículos de higiene para más de 60.000 personas que viven en las zonas sitiadas de Madaya, Zabadani, Foua y Kifraya.