Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CICR pide que los heridos en los enfrentamientos en Sebha tengan acceso a tratamiento médico

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Media Luna Roja libia han solicitado este martes a todas las partes involucradas en los enfrentamientos registrados en las últimas semanas en la localidad de Sebha que permitan a los heridos tener acceso a tratamiento médico.
El CICR ha destacado que la situación en el sur del país ha provocado que el acceso a estos servicios sea cada vez más compicado, al tiempo que ha detallado que los hospitales de Sebha, Murzuk y Obari no dan a basto para atender a los heridos.
"En algunos casos, los enfrentamientos han tenido lugar en los alrededores de un hospital", ha dicho el director de la oficina de la organización en la ciudad, Rami Saliba, según ha informado el diario 'The Libya Herald'.
Por su parte, la portavoz del CICR Eman Moankar ha apuntado que, si bien los materiales médicos siguen entrando en la ciudad, las líneas podrían verse cortadas si los enfrentamientos continúan.
Fuentes hospitalarias elevaron el domingo a 99 el número de muertos en el marco de los enfrentamientos, sin que por el momento se haya hecho público ningún otro balance.
Los combates comenzaron con el asesinato de uno de los comandantes Awlad por hombres armados de la tribu de los Tebu, lo que terminó por hacer estallar las tensiones entre ambos grupos.
El jueves, el Consejo General Nacional (CGN) otorgó poderes de comandante en jefe al presidente del organismo, Nuri Abu Sahmain, y sus dos vicepresidentes para hacer frente a los últimos enfrentamientos en Sebha y al deterioro de la situación de seguridad en el país.
Por su parte, Naciones Unidas ha expresado su preocupación por la situación y su coordinador humanitario en el país, Georg Charpentier, ha cifrado en varios centenares el número de familias desplazadas.
"Alguna ayuda humanitaria está siendo entregada por las autoridades locales y centrales con el apoyo de las agencias de la ONU y otras organizaciones humanitarias internacionales", ha dicho. Entre ellas ha destacado la presencia de alimentos, medicinas y otros materiales.
Charpentier ha solicitado a todas las partes que pongan fin a la violencia y que garanticen la protección de los civiles y la entrega de ayuda humanitaria sin impedimentos.