Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNFORS denuncia un ataque con armas químicas por parte del Ejército contra Daraya

El secretario general de la Coalición Nacional de Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS), Badr Jamus, ha denunciado este miércoles un presunto ataque con armas químicas ejecutado el lunes por el Gobierno sirio contra la localidad de Daraya, ubicada en los alrededores de Damasco.
Jamus ha solicitado a través de un comunicado que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW), que supervisa el proceso de destrucción de las armas químicas sirias, lleve a cabo una investigación sobre el supuesto incidente.
"En caso de que se recaben pruebas de que el régimen de (el presidente sirio, Bashar) Al Assad ha violado el último acuerdo sobre armamento químico se han de tomar medidas efectivas por parte de la OPCW y la comunidad internacional", ha indicado.
Jamus ha indicado que las tropas gubernamentales utilizaron bombas con gas venenoso en su ataque, matando a al menos tres personas, al tiempo que ha agregado que más de una decena de víctimas muestras síntomas de envenenamiento.
La semana pasada, la OPCW instó a Al Assad a que acelere sus esfuerzos en la entrega de los productos químicos que todavía quedan en el país. Siria no cumplió el plazo para entregar la primera carga, con las sustancias de máxima toxicidad, programada para el 31 de diciembre. Finalmente, una embarcación de origen danés recogió la primera tanda con una semana de retraso.
El Gobierno sirio tendrá ahora hasta finales del mes de marzo para entregar los productos calificados de máxima prioridad, entre los que se encuentran 20 toneladas de gas mostaza, y hasta finales de junio para acabar completamente con su programa de armas químicas.
Siria ha utilizado armamento químico en cinco de los siete ataques investigados por los expertos de Naciones Unidas en el país, donde la guerra civil que dura ya casi tres años ha acabado con la vida de más de 110.000 personas.
El ataque más grave tuvo lugar el pasado 21 de agosto, cuando cientos de personas perdieron la vida debido a un ataque con gas sarín en las afueras de la capital siria, Damasco. Este ataque provocó que Estados Unidos amenazara con usar fuerza militar contra el régimen de Al Assad, al que calificó como responsable del ataque.
DESTRUCCIÓN DEL ARSENAL
El Gobierno sirio ha declarado 1.300 toneladas de productos químicos a la organización, que obtuvo el premio Nobel de la Paz el pasado año, y que se encarga de transportarlo por carretera hasta el puerto de Latakia, de manera que pueda ser destruido fuera de sus fronteras.
La mayor parte de los productos químicos se procesará en el 'Cape Ray', un buque de cargamento estadounidense de casi 300 metros de eslora, que está equipado con un sistema portátil de hidrólisis capaz de neutralizar cerca de 560 toneladas de los productos tóxicos más letales.
El resto estará destinado a plantas de tratamiento de residuos tóxicos comerciales, entre ellas, una situada en Inglaterra.