Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNFORS rechaza la propuesta rusa porque supone "absolver con concesiones políticas" los crímenes de Al Assad

La Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS) ha rechazado la propuesta rusa de poner el arsenal de armas químicas del Gobierno de Bashar al Assad bajo custodia internacional al considerar que "los crímenes contra la Humanidad no se pueden absolver con concesiones políticas".
A través de un comunicado difundido por la red social Facebook, la CNFORS ha advertido de que "se trata de una estrategia política que pretende retrasar aún más la solución del conflicto y que permitirá al régimen de Al Assad causar más muerte y destrucción en Siria".
Además, ha criticado que "no aborda la cuestión de la responsabilidad por los crímenes cometidos contra inocentes", a pesar de que "la violación del Derecho Internacional necesita una respuesta seria y proporcionada".
"No es posible, bajo ninguna circunstancia, que los crímenes queden impunes. Los crímenes contra la Humanidad no pueden quedar absueltos a través de concesiones políticas o rindiendo las armas usadas para cometerlos", ha subrayado.
La CNFORS ha indicado que "la única garantía para unas negociaciones serias es imponer las condiciones adecuadas". "Es la mejor forma de frenar la maquinaria asesina de Al Assad y de llevar ante la justicia a los responsables de los crímenes contra el pueblo sirio", ha sostenido.
"Es vital recordar que el régimen de Al Assad, además de armas químicas, sigue usando todo tipo de armas convencionales contra inocentes. Ha sobrepasado ya todos los límites en los últimos dos años y medio", ha concluido.
PROPUESTA RUSA
El pasado lunes, el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, propuso que Siria ponga su arsenal de armas químicas bajo custodia internacional para evitar que sean usadas en la guerra civil, como una forma de evitar la intervención militar de Estados Unidos.
Siria ha aceptado, "motivada por su preocupación por las vidas de sus ciudadanos y por la seguridad del país", así como "por su confianza en la sabiduría del liderazgo ruso, que está intentando evitar una agresión estadounidense".
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha considerado que la propuesta rusa podría ser "un desarrollo potencialmente positivo" que provocara una "ruptura" en el conflicto sirio y ha anunciado que trabajará con Moscú y Damasco para que sea algo "ejecutable y serio".
A pesar de ello, ha advertido de que podría ser también "una táctica para estancar o retrasar toda la presión (que Estados Unidos) está ejerciendo actualmente" sobre el Gobierno sirio, por lo que ha insistido en que el Congreso le autorice a intervenir militarmente.
Estados Unidos, apoyado por Reino Unido y Francia, ha presentado un borrador en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que responsabiliza al régimen de Al Assad de los ataques químicos, establece los términos de la custodia internacional y es vinculante.
Rusia está de acuerdo en llevar este asunto al Consejo de Seguridad, pero se ha negado a responsabilizar en exclusiva al régimen de Al Assad y a que la resolución sea vinculante, ya que de este modo su incumplimiento acarrearía graves consecuencias para Siria.