Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cadena de televisión iraní denuncia la "sospechosa muerte" de su corresponsal en Turquía

La cadena de televisión iraní Press TV ha denunciado las extrañas circunstancias en las que ha muerto su corresponsal en Turquía, la ciudadana estadounidense de origen libanés Serena Shim, quien falleció este domingo en un accidente de tráfico después de que los Servicios de Inteligencia turcos la acusaran de espionaje.
La periodista había sido señalada por sus informaciones sobre la postura tomada por Turquía ante los ataques del Estado Islámico en la ciudad kurda de Kobani, en el norte de Siria, y sobre las recientes protestas en Turquía, por lo que había hecho público que temía ser arrestada.
El director de Press TV, Hamid Reza Emadi, ha calificado el accidente de "muerte sospechosa" pero también como una tragedia para "cualquier persona que quiera obtener la verdad".
"Serena nos traía las historias", ha dicho Emadi refiriéndose al papel de Turquía en la crisis, incluyendo "cómo Ankara ha colaborado con los terroristas" y cómo "ha bloqueado la entrada a Kobani", ha asegurado en una entrevista a su canal de televisión.
Emadi ha dicho que llamar "accidente de tráfico" a la muerte de Shim es usar un "argumento infantil" por parte de Turquía. "No vamos a comprar esta versión", ha señalado para luego asegurar que seguirán investigando. "Creemos que el Gobierno turco tiene que rendir cuentas ante la comunidad internacional. Tiene que saber exactamente lo que pasó", ha subrayado.
El director del medio ha llegado a decir que Shim es una ciudadana estadounidense que ha muerto "en circunstancias muy sospechosas" dentro de Turquía. "Estamos esperando a ver si el Gobierno de Estados Unidos reacciona y le pide explicaciones a Ankara", ha explicado.
"Shim no regresará con sus hijos a Líbano sólo porque criticó a un país que está creando el caos en la región al apoyar a los terroristas, tanto dentro de Siria como en Irak," ha denunciado Emadi, defendiendo además que "Press TV tiene todo el derecho de continuar con el asunto legalmente".
En el momento del accidente Shim, que estaba en un coche junto a otros periodistas, regresaba de cubrir un suceso junto a la frontera de Siria y Turquía, según ha informado Press TV. Además, otro pasajero resultó gravemente herido.
BLOQUEO INFORMATIVO
Ante los fuertes enfrentamientos que se están registrando en los alrededores de Kobani, el Gobierno de Ankara ha impedido que los periodistas puedan acceder a la región fronteriza para informar sobre el terreno de lo ocurrido, según denuncian los propios medios.
En esta línea, Shim reveló el viernes que el Gobierno turco la estaba acusando de espionaje por cubrir estas informaciones. "Creo que, sin duda, las acusaciones han llegado por estas informaciones sobre Siria", dijo Shim.
La periodista rechazó tajantemente las acusaciones y se mostró "sorprendida" asegurando que no tenía nada que esconder porque "nunca he hecho nada ilegal en mi trabajo", aseguró.