Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Cámara de Diputados aprueba la comisión especial para analizar el 'impeachment' contra Rousseff

La Cámara de Diputados de Brasil ha aprobado este jueves por 433 votos a favor y uno en contra la lista de los 65 miembros de la comisión especial que debe analizar la validez o no del motivo para iniciar un juicio político ('impeachment') contra la presidenta, Dilma Rousseff.
La lista se ha conformado en base a los candidatos que los 24 partidos políticos representados en la Cámara de Diputados han presentado para integrar este grupo de trabajo, cuyo número será proporcional al peso que cada formación tenga en la sede legislativa.
El líder del grupo parlamentario del PMDB --dividido entre el apoyo y el rechazo a Rousseff--, Leonardo Picciani, ha indicado que la comisión "incluirá moderados, aliados y opositores al Gobierno", si bien la oposición confía en tener mayoría.
Ya constituida, la comisión tendrá 48 horas para elegir un presidente y portavoz y, tras escuchar la defensa de Rousseff, contará con cinco sesiones plenarias para debatir, votar y redactar el informe final donde aceptará o rechazará la denuncia.
El pasado 2 de diciembre, el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, decidió abrir un proceso de 'impeachment' contra Rousseff atendiendo así una de las muchas denuncias presentadas en el Congreso contra la jefa de Estado.
La base para el 'impeachment' está en la denuncia presentada por uno de los fundadores del PT, Hélio Bicudo, y el ex ministro de Justicia del Gobierno de Henrique Cardoso Miguel Reale, que apuntan a las irregularidades que el Gobierno cometió en las cuentas públicas de 2014.
También hubo numerosas denuncias que solicitaban apartar a Rousseff del cargo por la trama de cobro de sobornos a cambio de contratos públicos de Petrobras, pero de momento no hay pruebas sólidas que lo justifiquen.