Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cameron quiere a Turquía en UE y critica oposición de los "proteccionistas"

El primer ministro británico, David Cameron (i) estrecha la mano del primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan (d), tras una rueda de prensa conjunta en Ankara (Turquía). Cameron realiza una visita de dos días a Turquía. EFEtelecinco.es
El primer ministro británico, David Cameron, manifestó hoy en Ankara su rotundo apoyo a la incorporación de Turquía a la Unión Europea (UE) y denunció que el rechazo a este paso se debe al proteccionismo económico, los prejuicios y la polarización.
Tras una reunión con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, el mandatario británico afirmó su determinación a "dar argumentos y luchar por la pertenencia de Turquía a la UE".
Según un comunicado de la Embajada británica en Ankara, Cameron recordó la oposición en su día de Francia a la entrada del Reino Unido en la UE y aseguró que su país sabe lo que es "quedarse fuera del club", pero también "que esas cosas pueden cambiar".
El político conservador criticó a quienes se oponen a la entrada del país eurasiático en la UE y aseguró que ese rechazo se debe a tres argumentos "equivocados".
"Primero, el proteccionismo", enumeró Cameron, quien criticó que se vea a Turquía "como una amenaza de la que defenderse y no como una oportunidad" para ampliar la prosperidad europea.
Además, el primer ministro mencionó la polarización y a quienes ven la historia del mundo como "un choque de civilizaciones" y a los perjuicios de quienes "no ven diferencias entre el Islám auténtico" y los extremistas.
Cameron aseguró que los valores del Islám "auténtico" no son incompatibles con los de la UE y defendió que el club europeo se define por valores y no por la religión. "La UE es una organización secular. Da la bienvenida a todos los credos o a ninguno", anotó.
En su encendida defensa de una Turquía en la UE, Cameron se refirió a "lo que Turquía ha hecho para defender Europa como aliado de la OTAN" y afirmó sentirse "enfadado" porque el progreso de Ankara hacia Bruselas pueda verse frustrado.
El jefe del Gobierno británico pidió a Turquía que realice las reformas necesarias para unirse a la Unión Europea "sin abandonar sus valores y tradiciones".
También solicitó a Ankara que mantenga sus relaciones con Israel, pese a la creciente tensión entre los dos países, y aseguró que Turquía debe ayudar a la comunidad internacional en sus presiones a Irán por su conflictivo programa atómico.