Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cameron anuncia mayores controles sobre los viajes de británicos a Irak y Siria

Reino Unido ha elevado el nivel de alerta por terrorismo a 'grave', el segundo más alto
El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, ha anunciado un endurecimiento de los controles para contener la creciente implicación de ciudadanos británicos en las actividades de milicias islamistas en Siria e Irak, hacia donde ya habrían viajado al menos 500 personas.
Reino Unido ha elevado este viernes el nivel de alerta por terrorismo para situarla en 'grave', el segundo más alto de los cinco que contempla el país, debido al riesgo derivado de las actividades islamistas en Irak y Siria.
Cameron ha advertido en una comparecencia ante los medios de que el Estado Islámico representa "la mayor y más profunda amenaza" conocida hasta ahora. En este sentido, ha subrayado que existe un riesgo "creciente" de que británicos que han viajado a Irak y Siria para combatir del lado yihadista vuelvan de nuevo a Reino Unido.
Londres calcula que al menos 500 personas han viajado "para combatir en Siria y potencialmente en Irak", país al que el Estado Islámico ha ampliado sus actividades en los últimos meses.
El 'premier' británico ha abogado por una "respuesta de seguridad firme", aunque ha admitido que la lucha contra el extremismo islámico llevará "años o incluso décadas".
Cameron ha anunciado que el próximo lunes desvelará nuevas medidas ante la Cámara de los Comunes para contener la amenaza, en particular para frenar los viajes de ciudadanos de Reino Unido potencialmente peligrosos y acciones "que faciliten la retirada de pasaportes".
ATAQUE "MUY PROBABLE"
A pesar del cambio de nivel de alerta, el jefe de Gobierno de Reino Unido ha instado a la población a seguir "con sus vidas de una forma normal". De forma inmediata, los británicos podrían percibir "algunos cambios" con la presencia de más policías en las calles, informa la BBC.
El nuevo nivel implica que es "muy probable" que se produzca un atentado terrorista contra Reino Unido, aunque el Gobierno de David Cameron ha aclarado que no existe información de Inteligencia que haga sospechar de un ataque "inminente".
En este sentido, la ministra de Interior británica, Theresa May, ha explicado en un comunicado que el cambio del nivel de alerta tiene que ver con los últimos acontecimientos en Irak y Siria, "donde hay grupos terroristas planeando ataques contra Occidente".
"Es probable que algunas de estas conspiraciones impliquen a combatientes extranjeros que han llegado desde Reino Unido y Europa para participar en esos conflictos", ha añadido May.
La ministra de Interior, que ha insistido en que "el deber más importante del Gobierno es proteger al pueblo británico", ha informado de que ya han tomado medidas para incrementar su capacidad ante estas potenciales amenazas terroristas, "reales y serias". "Pediría a la población que estuviese vigilante e informase de cualquier actividad sospechosa a la Policía", ha añadido.
La última vez que Reino Unido cambió su nivel de alerta por terrorismo fue en julio de 2011, cuando lo redujo de 'grave' a 'considerable'.