Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cameron llega a la cumbre dispuesto a "pelear" por "buen acuerdo" que mejore la oferta de la UE

El primer ministro británico, David Cameron, ha llegado este jueves al Consejo europeo dispuesto a "pelear" por un "buen acuerdo" que mejore la actual propuesta de la Unión Europea para revisar las relaciones de Reino Unido con el resto del bloque comunitario.
"Tenemos un duro trabajo por delante entre hoy y mañana, va a ser duro y voy a pelear por el Reino Unido", ha dicho Cameron a su llegada a Bruselas, en una declaración a la prensa en la que no ha admitido preguntas.
El 'premier' ha asegurado que aceptará "un buen acuerdo", pero que rechazará cualquier propuesta que "no recoja lo que necesitamos".
"Creo que es mucho más importante hacerlo bien, que hacerlo con prisas. Pero con buena voluntad y trabajo duro podremos lograr un acuerdo mejor para Reino Unido", ha zanjado.
El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha advertido a su llegada poco antes que la cumbre de este jueves y viernes es una cita "de construir o romper" la Unión Europea, al tiempo que ha admitido que las discusiones en curso están siendo "difíciles y delicadas".
Ambos se reúnen de manera bilateral horas antes de que dé inicio formalmente la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno europeos, con el objetivo de examinar la tercera propuesta de acuerdo que Tusk ha remitido a las capitales a primera hora del día.
La propuesta ha sido modificada para incluir "aclaraciones técnicas y jurídicas", pero no introduce cambios de calado en las claves "políticas" que siguen abiertas, según han indicado fuentes europeas.
El primer ministro británico, David Cameron, reclama cambios en cuatro áreas de la política europea --soberanía nacional, política económica, competitividad y servicio de bienestar--, a cambio de defender la permanencia de Reino Unido en la UE durante la campaña de un referéndum que se ha comprometido a convocar próximamente.