Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cameron plantea a Clegg una "gran oferta" para formar Gobierno

El candidato conservador en las elecciones celebradas ayer en Reino Unido, David Cameron, ha planteado una "gran oferta abierta" al líder liberaldemócrata, Nick Clegg, para colaborar "por el interés nacional" en un Gobierno "más estable y fuerte" que el Ejecutivo de minoría que podría formar en virtud del mayor número de escaños y votos obtenidos este 6 de mayo.
El candidato conservador a las elecciones celebradas  en Reino Unido, David Cameron, ha mantenido ya una primera conversación telefónica con el líder de los liberaldemócratas, Nick Clegg, con el objetivo de establecer un programa de trabajo ante el proceso de negociaciones que los dos partidos prevén promover para explorar una posible colaboración en el Gobierno.
Agredecido a Clegg
En una intervención sin preguntas en la sede de su partido, Cameron agradeció a Clegg su disposición a concederle la primera oportunidad para forjar un Ejecutivo, como fuerza con la más amplia representación en el Parlamento sin mayorías que, por primera vez desde 1974, han dejado estas generales. No obstante, aprovechó para subrayar la necesidad de que este acuerdo "se haga pronto".
Así, a pesar de haber perdido escaños, la tercera fuerza tiene la llave para la nueva Administración, por lo que el aspirante 'tory', que quedaría a menos de 20 escaños de la hegemonía, le propuso "trabajar juntos" en la lucha contra el déficit, un sistema político que calificó de "roto" y los problemas sociales.
De hecho, pocos minutos antes de la intervención de Cameron, el primer ministro, Gordon Brown, había concedido a ambos "el tiempo que sea necesario" para que explorasen posibilidades de colaboración que, de fallar, llevarían a los laboristas a aprovechar su turno para aproximarse a los liberaldemócratas.
Los cantos de Brown
En una declaración a las puertas de Downing Street -su residencia oficial-, Brown, quien dijo hablar como jefe del Ejecutivo y no como dirigente de su partido, ha reconocido que el líder de la tercera fuerza del país tiene derecho a hablar primero con el vencedor en las urnas si éste se lo solicita.
En caso de que "tories" y liberaldemócratas no llegaran a un acuerdo, se ha mostrado dispuesto a hablar con Clegg de "las áreas en las que hay coincidencias entre ambas formaciones".
En una oferta tentadora para el Partido Liberal Demócrata, cuyo resultado electoral ha quedado muy por debajo de las expectativas, el primer ministro señaló dos áreas en las que podría haber acuerdo: la gestión económica de la crisis y la reforma del sistema electoral para hacerlo más representativo, como quiere Clegg.
Como primer ministro, Brown tiene la obligación constitucional de asegurar la formación de un Gobierno estable y, aunque su partido no haya ganado las elecciones, tiene la prerrogativa de intentar formar un Ejecutivo con el apoyo de otras formaciones.
En su papel de estadista, ha dicho tener "el deber constitucional" de resolver la situación planteada por la falta de una mayoría absoluta parlamentaria.
"Vivimos en una democracia parlamentaria. El resultado es el que ha querido el electorado y es nuestra responsabilidad ahora hacer que funcione por el bien del país", ha declarado.
Ha señalado que la falta de mayoría clara es un panorama "desconocido para esta generación de políticos" y subrayó que los resultados de las elecciones "no son normales", ya que difieren del sólido bipartidismo tradicional en este país.
Mayoría parlamentaria
Según Brown, la pregunta que deben hacerse los partidos es "si son capaces de establecer una mayoría parlamentaria".Con este planteamiento, ha dicho "respetar" el derecho de Clegg a negociar primero con los "tories", primera fuerza tanto en escaños como en votos.
Aunque no ha querido apresurar la decisión de éstos, también ha recordado que el país afronta un etapa difícil y que es preciso abordar con inmediatez "los retos económicos que hay por delante".
En ese sentido, se ha referido a la reunión de este mismo viernes del Eurogrupo en Bruselas para tratar del plan de ayuda financiera a Grecia y una teleconferencia de ministros de Finanzas del G-7 en la que participa el titular británico, Alistair Darling.
Con 638 de 650 escaños asignados, el Partido Conservador de David Cameron se ha confirmado ya como ganador, sin mayoría absoluta, de las elecciones en el Reino Unido, con 301 diputados, frente a los 255 que de momento tienen los laboristas y 55 los liberaldemócratas.
 
No hay un plazo establecido para las eventuales negociaciones que entablen las fuerzas políticas y elúnico límite es la fecha del 25 de mayo, día previsto para "el discurso de la Reina", en el que la monarca expone ante el Parlamento el programa del nuevo Gobierno.