Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cameron dice que es "profundamente preocupante" que el asesino de Foley pueda ser británico

El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, ha considerado que es "profundamente preocupante" que el miliciano del Estado Islámico que ha ejecutado al periodista estadounidense James Foley sea británico.
"Dejádme condenar el bárbaro y brutal acto que ha tenido lugar y dejar claro lo que es: un asesinato, un asesinato sin ninguna justificación", ha dicho en las breves declaraciones a la prensa que ha hecho desde Downing Street.
Cameron ha aclarado que las autoridades británicas "aún no han identificado al individuo responsable" del asesinato de Foley. "Pero, por lo que hemos podido ver, parece cada vez más probable que sea un ciudadano británico", ha apuntado.
"Esto es profundamente preocupante, pero sabemos que muchos ciudadanos británicos han viajado a Irak y Siria para formar parte del extremismo y de la violencia", ha añadido, en declaraciones recogidas por la cadena británica Sky News.
El 'premier' ha indicado que "ahora lo que debemos hacer es redoblar nuestros esfuerzos para impedir que sigan yendo", aunque ha aclarado que Reino Unido no aumentará su implicación militar en Irak y que seguirá "una política exterior muy clara" con el nuevo Gobierno.
Cameron ha dado estas declaraciones tras celebrar un gabinete de crisis con agentes de Inteligencia en Downing Street, a donde ha regresado este miércoles poniendo fin a sus vacaciones en Cornualles, debido al asesinato de Foley.
EJECUCIÓN DE FOLEY
El Estado Islámico difundió el martes un vídeo en el que uno de sus miembros, con un marcado acento británico, ejecuta a Foley, que llevaba dos años desaparecido en Siria.
En el mismo vídeo, amenaza con matar al también periodista Steven Sotloff. "La vida de este ciudadano estadounidense, Obama, depende de tu próxima decisión", dice el miliciano dirigiéndose al presidente norteamericano.
Estas acciones serían una represalia por los bombardeos que Estados Unidos está llevando a cabo sobre las posiciones del Estado Islámico en Irak para frenar su avance por el norte del país, donde ya controla grandes zonas.